La música como herramienta para combatir el fracaso escolar

El pasado día 19 de junio os contábamos la iniciativa que varias asociaciones y federaciones musicales llevarían a cabo para defender y promover la educación musical a un nivel extraescolar. Pero, ¿qué pasa con la música que se aprende en los colegios e institutos?

Parece que la Comunidad Valenciana se ha hecho la misma pregunta y han surgido dos proyectos que van en la dirección de darle más peso a la música en las aulas.

El 20 de junio pudimos leer en ABC.es que “la Conselleria de Educación, Formación y Empleo apostará por la formación musical como herramienta para combatir el fracaso escolar e indagará sobre cómo influyen los conocimientos musicales en el rendimiento académico de los niños, gracias a la ayuda de los profesionales de la escuela norteamericana Berklee en Valencia”. Esta Comunidad tiene una larga tradición musical y quieren apostar porque siga siendo así, además de demostrar la eficacia de la música a la hora de impregnar constancia, disciplina y rigor en los alumnos que la estudian.

Asimismo, en el Colegio Maristas La Inmaculada de Valladolid se ha apostado por la creación de una coral. Aseguran que los alumnos aprenderán la importancia del trabajo en equipo, además de mejorar el desarrollo intelectual y académico. Para ellos se trata de un trabajo estimulante tanto para alumnos como para profesores.

En definitiva, está claro que la música es esencial en la educación y que podría ayudar a superar los problemas de fracaso escolar que sufre España, y hacerlo de una manera divertida.

¿Creéis que sería interesante seguir estudiando esta corriente? En vuestra opinión, ¿la música mejora el rendimiento académico?

Desde Pearson os invitamos a defender con fuerza la música en el aula y, como cada semana, recomendamos combinar nuestros métodos educativos con divertidos recursos para clase, como los que mostramos en Red Música Maestr@, para que hagan más atractiva la enseñanza y despierten el amor por la música entre los más jóvenes.

Artículo elaborado por Lys Mayor

Un convenio para defender y estimular la educación musical

Según pudimos saber el pasado mes de mayo, la Federación de Sociedades Musicales de la Comunidad Valenciana (FSMCV), la Sociedad para la Educación Musical del Estado Español (SEM-EE) y la Federación de Centros de Música y Conservatorios de la Comunidad Valenciana (Fecemac-CV) firmaron un convenio con el objetivo de defender y estimular la educación musical y su potenciación en el sistema educativo.

La cooperación entre estas asociaciones facilitará la organización de congresos y conferencias, ayudará a la investigación y renovación pedagógica, y promoverá la formación del profesorado, entre otras acciones. Todo ello para lograr un mejor rendimiento académico y una menor tasa de fracaso escolar en los alumnos.

¿Acaso la educación musical puede modificar la realidad española en cuanto al fracaso escolar? Esta nueva asociación apuesta por ello: «Un estudio de Debra S. O’Connell, profesora de la Universidad de Carolina del Norte (EE.UU.), concluyó en 2005 sobre una muestra de 13.000 alumnos que “los estudiantes que siguen estudios de formación musical tienen mejores resultados académicos en lengua, matemáticas, historia y ciencia que sus compañeros sin estos estudios”. Además, expuso la importancia de la educación musical en la conformación de la personalidad para evitar los abandonos de los estudiantes y el fracaso escolar».

Este interesante artículo de elperiodic.com explica que hay varios estudios de universidades tanto extranjeras como españolas que demuestran que la educación musical es un factor determinante en el éxito académico de los alumnos, puesto que los programas de estudio que la incluyen obtienen mejores resultados, no solo en la reducción del fracaso y abandono escolar, sino también en la calificación de dichos alumnos en otras asignaturas.

En definitiva, la educación musical es un valor seguro en la formación de personas y una pieza clave en el proceso de aprendizaje.