Del canto lírico al pop

Cantante ÓperaUna interesante iniciativa educativa para que los alumnos profundicen en el conocimiento de la música consiste en explicarles la teoría de una forma práctica y cercana. Por ejemplo, ¿en qué se diferencian las voces de Plácido Domingo y David Bisbal?

Al margen de aspectos biológicos, un cantante lírico tiene un fuerte vibrato y un timbre particular, muy diferente del de un artista de pop. De hecho, la voz de Plácido Domingo llena un espacio acústico propio dentro de una orquesta sinfónica, de forma que su timbre sobrepasa a la orquesta atravesando el muro sonoro del resto de los instrumentos para hacerse oír.

En la actualidad, los artistas no suelen cantar acompañados de varios músicos y, además, su voz se puede amplificar por medio de la tecnología. Esto resulta especialmente evidente en la mayoría de cantantes de pop, aunque existen algunas excepciones. Por ejemplo, Céline Dion utiliza en ocasiones técnicas y timbres inspirados en el canto lírico.

Esta evolución del canto (o involución, eso ya depende de los gustos de cada cual), tiene su origen en 1912, cuando Arnold Schönberg se alejó de la gran orquesta para escribir Pierrot Lunaire, una obra lírica en la que el cantante utiliza una nueva técnica vocal: la canción hablada.

Más tarde llegaron otros compositores, encabezados por Luciano Berio, que comenzaron a explotar la voz en todos sus registros, desde el murmullo a la risa, pasando por las onomatopeyas o los vuelos líricos… Y más o menos todo eso ha derivado en el pop y en otras formas de música ligera muy populares en la actualidad.

Cantante Ópera 2

Desde Pearson recomendamos combinar nuestros métodos educativos con divertidos recursos para el aula, como los que os mostramos cada semana en el blog de Red Música Maestr@, para que hagan más atractiva la enseñanza y faciliten despertar el amor por la música entre los más jóvenes.