¿Qué tipo de docente quieres ser: autocrático, democrático o laissez-faire?

En ocasiones ocurre que tienes claro que quieres convertirte en educador/a pero no estás tan seguro sobre qué tipo de docente te gustaría ser. No todos los profesores están destinados a impartir clases en un aula o una sala de conferencias. Hay muchos caminos que se pueden tomar y que conducen a diferentes roles dentro del mundo educativo, desde gestores hasta directores, educadores infantiles y tutores de adultos. Incluso puedes enseñar online. Las posibilidades son infinitas. Todo lo que necesitas es pasión por la educación.

Puedes convertirte en cualquier tipo de docente, como muestra este artículo publicado en informED. Si te gusta trabajar con niños, prueba la enseñanza en infantil o en la escuela primaria. Si te sientes más cómodo con estudiantes mayores, conviértete en profesor/a de secundaria. Y si deseas enseñar a nivel universitario, intente especializarte en algún área.

¿Autocrático, democrático o laissez-faire?

Por otra parte, ¿qué estilo de enseñanza te ves implementando? ¿Serás el tipo de docente que tomas todas las decisiones tú mismo, eligiendo la estructura de cada lección? ¿Serás un maestro democrático, involucrando a los estudiantes en tu diseño curricular? ¿U optarás por el estilo laissez-faire (dejar hacer), creando una estructura pero dejando todo muy abierto y experimental?

“El estilo autocrático es el que representa el maestro tradicional que mantiene el poder y la autoridad para tomar decisiones en el aula”, explican los fundadores de Zizzy Training, una agencia de aprendizaje para adultos en Londres. “El profesor proporciona conocimiento para que los alumnos lo usen, pero no consulta con los estudiantes ni les deja opinar sobre cómo se imparte la clase. El maestro espera que el conocimiento sea absorbido y no piensen en comprenderlo”, apuntan.

El maestro democrático, por el contrario, facilita la participación y la discusión grupal, y permite a los estudiantes contribuir al proceso de toma de decisiones.

Por último, el estilo laissez-faire se desarrolló a partir de una insatisfacción con los otros estilos de enseñanza. En este caso, el maestro espera que su clase cumpla con sus desafíos educativos sin contar con una excesiva dirección por su parte y solo de acuerdo con las necesidades, limitaciones y requisitos educativos del aula.

Deja un comentario