Llega el Carnaval, la fiesta más musical del año

samba carnaval brasilEn unos días arranca el Carnaval, esa época que precede a la Cuaresma en la que los disfraces, y sobre todo la música, toman las calles de numerosas ciudades de todo el mundo. Aunque sus orígenes se desconocen con exactitud (hay quien los sitúa en desaparecidas fiestas paganas o incluso en el antiguo Egipto), lo cierto es que se popularizaron durante la época romana, razón por la que sus núcleos principales se encuentran en países mediterráneos como Italia y España, desde donde luego se extendieron al otro lado del Atlántico.

Desde hace más de cinco siglos, la celebración del Carnaval ha estado muy ligada a la música. De hecho, los antecedentes de las fiestas de Carnaval que aún se celebran en el sur de Europa se encuentran en los bailes de máscaras, que inicialmente tenían lugar en las viviendas de los ciudadanos más acomodados y más tarde se popularizaron, saliendo a las calles. De ahí que el Carnaval se haya considerado siempre una celebración subversiva y descontrolada y que, durante siglos, las autoridades hayan intentado erradicarla o, al menos, controlarla.

En la actualidad, las fiestas de Carnaval son poderosas herramientas para conservar y difundir la cultura y el folclore de los lugares en los que se celebran. Así, no hay mejor manera de adentrarse en la samba brasileña que visitar los carnavales de Río de Janeiro, o de descubrir el poder comunicativo de la copla andaluza que dejándose caer por los de Cádiz. Por no hablar de las características batucadas de los Carnavales canarios y latinoamericanos…

Por todo ello, resultaría muy osado establecer unas características musicales comunes a este tipo de celebraciones, fundamentalmente, porque la única regla de los Carnavales es que no existen reglas. Sí es posible, sin embargo, identificar las diferentes formas en la que los ciudadanos se reúnen en conjuntos para ensayar a lo largo del año, crear sus propias letras y coreografías y, en última instancia, enseñárselas a los demás en las calles y en los concursos que se organizan para seleccionar a los grupos más ingeniosos.

Las comparsas son las agrupaciones carnavalescas más conocidas en España, porque son las que llenan las calles de música, color y espectaculares coreografías: las hay tanto en los Carnavales de Cádiz como en los de Santa Cruz de Tenerife y Las Palmas de Gran Canaria y pueden llegar a aglutinar a medio centenar de personas. Las canarias se dividen entre quienes tocan instrumentos de percusión (la batucada), quienes cantan (la parranda) y quienes bailan, mientras que las gaditanas suelen incluir guitarras y un variado repertorio de voces (octavilla, segunda, tenor y contralto).

En Cádiz encontramos también los coros, esos grupos que recorren las calles en carrozas cantando tangos, cuplés, estribillos y popurrís, y los cuartetos, formados por entre tres y cinco intérpretes especializados en el arte de la parodia,con palos y pitos como únicos instrumentos. Pero las agrupaciones más famosas de Cádiz son las chirigotas, una versión humorística de las comparsas que repasa la actualidad a base de ironía y humor utilizando recursos musicales procedentes de la jota, la seguidilla, la rumba y hasta el pasodoble.

Carnaval Brasil MúsicaEl homólogo de las chirigotas gaditanas en los Carnavales canarios son las murgas, cuyas coplas satíricas y picarescas siempre van acompañadas del sonido de los bombos y los platillos. Estas agrupaciones también son típicas en países latinoamericanos como Argentina, Colombia, Chile, México o Uruguay. La murga brasileña es la samba y su mayor templo, el Sambódromo de Río de Janeiro, por el que cada año desfilan las famosas escolas de samba cariocas, formadas en algunos casos por más de 5.000 integrantes.

Desde Pearson recomendamos combinar nuestros métodos educativos, como La batuta mágica  para Educación Infantil; TarantellaVivaceSiente la música y Feel the music  para Primaria;  Dando la nota  Crescendo para alumnos de ESO o nuestro material complementario. para hacer más atractiva la enseñanza y despertar el amor por la música entre los más jóvenes.

Deja un comentario