Diez actividades educativas para las vacaciones de invierno

Con las vacaciones a la vuelta de la esquina, estudiantes y profesores se tomarán un descanso durante unas semanas y está demostrado que la mayoría de los niños pierden habilidades matemáticas, de lectura, etc. durante las vacaciones. Y si bien unas dos o tres semanas en diciembre no tienen el mismo impacto que tres meses de vacaciones de verano, para los padres que busquen actividades educativas para las vacaciones de invierno de sus hijos proponemos esta lista de Connections Academy.

  1. Tocar y disfrutar de la música.

El poder de la música en el desarrollo cognitivo y los múltiples beneficios de la música en los niños conseguirán que escuchar y tocar música durante sus vacaciones les estimule y mejore muchas de sus capacidades.

  1. Leer por diversión.

La lectura es una de las mejores formas de vincularte con tu hijo y le proporciona un importante desarrollo cerebral. La lectura da al cerebro un entrenamiento parecido al de salir a correr para la salud cardiovascular.

  1. Escribir notas y tarjetas navideñas.

Las vacaciones de invierno son un buen momento para practicar la escritura a mano y el vocabulario preparando tarjetas navideñas.

  1. Realizar una obra de teatro.

Comparte cuentos o historias familiares y haz que tus hijos den vida a las historias en un escenario casero. No solo fomentarán su imaginación sino que también aprenderán cómo sacar partido de los recursos disponibles.

  1. Visitar un museo.

Lleva a tu hijo a un museo de historia natural, un acuario o zoológico local. Pueden ser educativos y divertidos para toda la familia y les enseña la importancia de respetar a los animales y el medio ambiente.

Actividades educativas para las vacaciones con las que aprender y divertirse

  1. Practicar ejercicio.

El ejercicio tiene múltiples beneficios. No solamente para huesos, músculos y articulaciones, sino también para mejorar la calidad del sueño.

  1. Realizar manualidades.

Reúne los materiales necesarios para manualidades con los que la imaginación de los niños también se ponga en práctica.

  1. Visitar la biblioteca.

Además de mejorar su comprensión de lectura, tu hijo aprenderá a ser responsable con los libros que saque de la biblioteca. Las bibliotecas también están llenas de programas, clases y espectáculos para niños.

  1. Cocinar juntos.

Anima a tu hijo a hornear galletas y practicar matemáticas con las medidas de los ingredientes o con las fracciones de pastel.

  1. Construir algo.

La construcción es la base de la ingeniería, ya sea con Legos, materiales como arcilla o códigos de computación. Consulta vídeos, tutoriales y proyectos de bricolaje, programación o robótica para probar en casa.

Deja un comentario