Cómo motivar a los estudiantes en el aula

Uno de los mayores retos a los que se enfrenta un docente es a cómo motivar a los estudiantes. Son muchos los motivos que pueden hacer que un estudiante no esté motivado: falta de interés por la asignatura, que los métodos del profesor sean poco atractivos, que se distraiga fácilmente con factores externos o que tenga dificultades para aprender y necesite atención especial.

Además, la enseñanza en una clase con estudiantes motivados es favorable para maestros y estudiantes por igual. De modo que compartimos cinco maneras de motivar a los estudiantes por el aprendizaje que puedes poner en práctica en tu clase de música.

Elogia a tus estudiantes y reconoce sus contribuciones

Es más probable que un estudiante se entusiasme con el aprendizaje si siente que su trabajo es reconocido y valorado. Debes conseguir que tus alumnos se sientan importantes. Elogia su trabajo cuando sea oportuno y reconócelos por sus contribuciones. Si tus estudiantes se sienten escuchados y respetados, estarán más ansiosos por aprender.

Haz que participen en clase de forma activa

Involucra a tus alumnos en el aula haciendo que participar sea divertido. Encarga a algunos la responsabilidad de ordenar o decorar el aula, a otros ayudar con la distribución de materiales, leer o tocar frente a los demás, o hacerles trabajar en grupos y asignarles roles o tareas. Darles un sentido de responsabilidad les permite sentirse realizados y anima la participación activa en clase.

Ofrece incentivos para motivar a los estudiantes

Si tus estudiantes necesitan un impulso adicional puedes ofrecer pequeños incentivos para motivar a los estudiantes a esforzarse. Por ejemplo, dar un privilegio especial a un estudiante ejemplar, algún regalo si mejoran su puntuación o superan alguna prueba. Las recompensas permiten a los estudiantes trabajar con un objetivo en mente y a conllevan la satisfacción del logro.

Intenta que tus clases salgan de la monotonía

Consigue que tus clases no sean aburridas y sí variadas. Utiliza juegos para enseñar, organiza debates, concursos y utiliza recursos en tus clases, incluso para decorar tu aula y crear un ambiente estimulante.

Muestra las conexiones de lo que aprenden con la vida real

Si un estudiante no cree que lo que está aprendiendo es importante, no querrá aprender, por lo que es importante demostrar cómo se relaciona el tema con sus vidas. Les sorprenderá saber cómo pueden aplicar ese aprendizaje a su vida diaria y ello les hará ver la enseñanza con mayor interés.

Deja un comentario