Cómo el ejercicio en los niños beneficia su aprendizaje

La neurocientífica Wendy Suzuki defiende los beneficios cognitivos del ejercicio. Es la autora del libro Healthy Brain, Happy Life, un programa personal para activar tu cerebro y hacer todo mejor, y la protagonista de una popular charla TED Talk sobre el ejercicio y el cerebro. Además imparte una clase en la Universidad de Nueva York llamada “¿Puede el ejercicio cambiar tu cerebro?”.

Para aprovechar los efectos del movimiento que estimulan el cerebro, comienza cada clase con una sesión de ejercicios de una hora de duración, seguida de una conferencia y debate de 90 minutos. Ella ha estado midiendo los resultados de este método de enseñanza híbrido de manera cuantitativa y cualitativa. “Un estudiante me dijo: ‘En mis otras clases a las 9 de la mañana estoy abrazando mi taza de Starbucks. En esta clase, ni siquiera necesito tomar notas porque recuerdo lo que se dice”.

Suzuky subraya que el ejercicio es la cosa más transformadora que puedes hacer por tu cerebro, y se ha autoimpuesto la misión de ayudar a comprender a sus estudiantes y al público los efectos de la actividad física que mejoran el estado de ánimo.

Piensa en tu cerebro como un músculo

La autora anima a pensar en el cerebro como un músculo. El ejercicio fortalece tanto la corteza prefrontal (que está involucrada en el funcionamiento ejecutivo) como el hipocampo (que desempeña un papel clave en la memoria y el aprendizaje). De esta manera, el ejercicio apoya nuestra capacidad de pensar creativamente, tomar decisiones, concentrarse y recuperar información clave. En su investigación, Suzuki descubrió que un solo entrenamiento puede mejorar la capacidad de un estudiante para concentrarse en una tarea durante dos horas.

El ejercicio, además, estimula el crecimiento de nuevas neuronas, explica Suzuki, en un proceso llamado neurogénesis. La actividad física también aumenta los niveles de serotonina, norepinefrina, dopamina y endorfinas que apoyan el bienestar emocional, la motivación y la respuesta al estrés.

A medida que envejecemos, el ejercicio tiene un efecto protector en el cerebro, dice Suzuki, haciéndolo menos susceptible a las enfermedades neurodegenerativas y al deterioro cognitivo normal. “El movimiento ayudará a tu cerebro hoy y te protegerá contra el deterioro neurológico en el futuro”, recalca.

Los beneficios del recreo para los jóvenes

Por ello, el recreo tiene grandes beneficios para los niños, defiende Suzuki. “Realmente tiene que ver con lo que sabemos acerca de cómo funciona el cerebro y cómo podemos rejuvenecer la actividad cerebral, especialmente el enfoque, la atención y el estado de ánimo. Cuando los niños corren, sus cerebros reciben un baño de burbujas de buenos neuroquímicos, neurotransmisores y endorfinas. Estos ayudan a la memoria y al estado de ánimo. El ejercicio ayuda a los estudiantes a concentrarse mejor”, insiste.

“Los adultos también lo necesitan”, apunta Suzuki, incluyendo a los docentes. “A pesar de que tomará una parte de su jornada laboral, serás más productivo si te tomas ese tiempo libre. Incluso si es solo subir y bajar las escaleras o caminar alrededor del edificio. Los humanos no fuimos concebidos para sentarnos frente a una pantalla durante todo el día. Nuestros cuerpos y cerebros funcionan mejor con el movimiento. Es mejor que el café”, añade.

También te podrían interesar estos artículos relacionados:

– Ideas para crear un aula interactiva

– ¿Qué debes tener en cuenta al enseñar música?

– Un líder es como un director de orquesta

Deja un comentario