Cómo ayudar a los niños tras un año de crisis e incertidumbre

Esta pandemia está siendo estresante para millones de niños. Algunos han perdido a seres queridos a causa del COVID-19 y muchas familias han perdido sus trabajos o sus hogares. Y si ese estrés que genera esta crisis y esta incertidumbre no es amortiguado por adultos, puede tener consecuencias para toda la vida.

La buena noticia es que muchos educadores tienen entre sus principales prioridades ayudar a los estudiantes a manejar todo este estrés provocado por la pandemia. Y no solamente el hecho de reforzar conocimientos lectivos.

Por ello, para restablecer las relaciones en el aula y ayudar a los niños a sobrellevar el estrés y el trauma causado por el COVID y sus consecuencias, se plantea una sencilla recomendación. Comenzar cada día dedicando un breve espacio de tiempo para que los estudiantes compartan sus sentimientos y aprendan a nombrar y manejar sus emociones.

«Necesitamos permitir que los estudiantes compartan sus experiencias con la pandemia y darles ese espacio seguro para hablar sobre ella», señala Lilian Sackett, una docente de Chicago (EE.UU.), en este artículo.

El beneficio para los niños de unos minutos de calma en clase

Además, recuerda que los niños pueden beneficiarse mucho de solo unos minutos cada día de calma en clase. Si un niño tiene dificultades académicas, es posible que esté lidiando con circunstancias difíciles en el hogar. Sackett subraya que los maestros pueden ayudar creando un entorno de apoyo que fomente la resiliencia.

“Y cuanto más inviertan las escuelas en promover la salud mental y proporcionar a los niños habilidades socioemocionales, menos niños desarrollarán problemas más graves en el futuro”, dice Matt Biel, psiquiatra infantil del MedStar Georgetown University Hospital de Washington (EE.UU.).

Aunque siempre habrá niños que necesiten otro tipo de actuaciones, que involucrarían a trabajadores sociales y a psicólogos escolares, cuando estén disponibles, o que requieran derivarlos a un profesional de salud mental fuera de la escuela.

Deja un comentario