Bienvenidos al curso 2021-2022

Todo lo que comienza debe terminar y las vacaciones con más razón, por eso, terminado el verano es momento de volver al cole y reanudar las tareas escolares, intentando hacerlo con ilusión, optimismo y las pilas cargadas para que el retorno sea feliz y la vuelta a las rutinas no nos desanimen.

Javier Atance

Javier Atance, autor de Pearson

Después de tantos días de relajación y merecido descanso, hay que entender que la reanudación se haga cuesta arriba hasta que el cuerpo se adapte de nuevo a los madrugones, los horarios marcados, la normativa vigente, la rutina escolar, la motivación y el esfuerzo, la exigencia, las evaluaciones y sus correcciones, los éxitos y los fracasos…

A la hora de comenzar un nuevo curso, si queremos que sea provechoso, es necesario renovar la ilusión, unir las fuerzas, avivar la inteligencia y acelerar el corazón. Todos a una y en equipo: familia, profesorado y los propios alumnos y alumnas.

De entrada, comenzar un curso también trae connotaciones positivas, la primera  es el reencuentro con amigos y compañeros, el contacto con nuevos proyectos de enseñanza y de aprendizaje, renovada ilusión de compartir las experiencias, nuevas expectativas abiertas al futuro que comienza cada día, pero sobre todo una nueva oportunidad para gestionar muy bien nuestro tiempo, para lo cual nos puede ayudar este Decálogo muy conocido pero poco practicado:

  • 1.- Decide dónde quieres ir, es decir, tus objetivos.
  • 2.- Planifica tus actividades para llegar allí.
  • 3.- Asigna a cada una de ellas sólo el tiempo justo.
  • 4.- Comienza por la más importante.
  • 5.- Sigue tu programa, salvo que surja algo más importante.
  • 6.- Hazlo ya, no lo dejes para luego.
  • 7.- Concéntrate en un solo asunto.
  • 8.- Acaba lo que comiences.
  • 9.- Haz el mejor uso de tu próximo minuto.
  • 10.- Tómate tiempo para ti mismo, desarróllate, disfruta, vive…

Aprender también produce sorpresas inesperadas que nos dejarán huella y como estamos en el área de  Educación Artística, y en Música especialmente, ya sabes que cuando menos te lo esperes, te encontrarás por sorpresa con una canción que te dirá todo lo que necesitas escuchar.

Quiero también que asimiléis este pensamiento de Harvey Oxenhorn que es válido para la música pero también para la vida: “Sería arrogancia esperar que la vida siempre fuera música, y falso orgullo exigir que nos dieran su partitura. La armonía, como ir viento en popa en alta mar, constituye una excepción. En un mundo donde casi todo se rompe o se pierde, nuestro destino consiste en virar según sople el viento y en no desafinar”.

Os damos la más calurosa bienvenida a este nuevo curso escolar. La vida personal, familiar, social y escolar no se detiene.

Después de unas largas vacaciones de verano, como cada nuevo curso, llega el momento de regresar al trabajo y hacerlo con todas las ilusiones renovadas lo que nos va a garantizar el éxito indicándonos a cada uno nuestra misión: los profesores y profesoras a enseñar, los alumnos y alumnas  a aprender y la familia, a apoyar y colaborar.

O mejor, ya para resumir: todos y todas unidos para que se produzca el milagro del aprendizaje. Porque todos y todas somos durante toda la vida aprendices intentando conseguir un futuro mejor y como dice Woody Allen, nos interesa el futuro porque es allí donde pasaremos el resto de nuestra vida.

Javier Atance Ibar
Autor de Vivace – Siente la Música y Feel The Music

Deja un comentario