Cómo aprovechar al máximo tu primer año como docente

docenteEste otoño miles de profesores han entrado por primera vez en sus propias aulas. Superados los nervios iniciales como docente, hay mucho que aprender y la mayoría de los días del curso se sienten como una carrera por mantenerse un paso por delante de los estudiantes.

Al comenzar tu vida como docente es probable que muchas personas te ofrezcan todo tipo de consejos. Y como novatos, hay una tendencia a aceptar el asesoramiento. Al fin y al cabo, tú apenas estás comenzando tu carrera en las aulas y la persona que te aconseja acumula varios años de experiencia.

Cuidado con los consejos de otro docente

Pero no todos los consejos son buenos, aunque se compartan con las mejores intenciones, porque no se ajustan a ti o a tus estudiantes. Entonces, ¿cómo decides qué se puede adaptar y qué descartar? Inicialmente plantéate siempre si tiene sentido a partir de tu experiencia como estudiante y si hay algo en ese consejo que te ayude a aprender.

También encontrarás consejos en libros, blogs, recursos online, páginas web y todo tipo de revistas especializadas a las que se puede acudir para aprender.

Igualmente puedes aprender más preguntando a los demás. Descubrirás formas de pensar diferentes como maestro sobre el aprendizaje y sobre los estudiantes. Si necesita un consejo sobre cómo enseñar, pregunta a alguien que enseñe o haya enseñado tu materia. Y si el consejo que necesitas recibir es sobre alguna estrategia en particular, habla con algún docente que enseñe a estudiantes de la misma edad que tú.

Otra buena idea es preguntar a alguien que haya estado en tu situación no hace demasiado tiempo para aprender de su experiencia, más cercana en el tiempo.

Y si te cuestionas cómo responderán los estudiantes a una estrategia concreta, no dudes en preguntarles directamente a ellos.

Hay que mantener la mente abierta a nuevas ideas educativas

Tampoco descartas ideas que jamás te habrías planteado o que te suenen algo locas. Descartar automáticamente una idea sería un error. Dale una vuelta y compártelo con otros colegas de profesión. La mayoría de profesores han cambiado la forma en la que pensaban sobre determinados aspectos de la enseñanza. Sin embargo, acaban dando consejos que no habrían aceptado recibir cuando empezaban.

De modo que es conveniente mantener la mente abierta. La enseñanza es divertida si continúa siempre aprendiendo y encontrando nuevas maneras de mejorar.

En Pearson invitamos a defender con fuerza la música en el aula y cada semana recomendamos combinar nuestros métodos educativos con divertidos recursos para clase, como los que mostramos en Red Música Maestr@, para que hagan más atractiva la enseñanza y despierten el amor por la música entre los más jóvenes.

También te podrían interesar estos artículos relacionados:

– Cinco razones para padres que defienden la educación musical para sus hijos

– Métodos y técnicas pedagógicas para motivar a los estudiantes

– La educación musical como motor de la creatividad

– Ideas para aplicar la música experimental en el aula de música

Deja un comentario