Villancicos de diversos países del mundo para celebrar la Navidad

Llega la Navidad y con ella, ¡los villancicos! Y ese formato  de canción navideña tan genuino y tan apegado a nuestras infancias es universal. Por lo que hoy nos gustaría proponeros un viaje a través de las canciones de Navidad que se cantan no solo en España, sino en varios países del mundo.

Comenzamos por el que probablemente sea el villancico más popular del mundo, con versiones en casi todos los idiomas. Silent Night en español es Noche de paz. Y su origen está en la canción Stille Nacht, heilige Nacht que compuso en alemán Franz Xaver Gruber en 1818 en Austria. Esta canción fue incluso declarada patrimonio cultural intangible por la UNESCO en 2011.

Si seguimos por Centroeuropa y viajamos a Alemania nos encontramos con el villancico O du fröhliche, que se traduciría como Oh, alegre y que creó Johann Daniel Falk a principios del siglo XIX para los huérfanos del orfanato que fundó tras perder a cuatro de sus siete hijos por la fiebre tifoidea.

De EE.UU. procede otro de los villancicos más populares del mundo. Es White Christmas, escrito por Irving Berlin en 1942 y que ha sido cantado por todo tipo de artistas, desde el clásico Bing Crosby hasta Michael Bublé, Mariah Carey o Lady Gaga entre otros músicos actuales. También ha sido traducida a multitud de idiomas como el español con Blanca Navidad.

El villancico más antiguo de esta lista se escribió a principios del siglo XVIII en Italiay se titula Tu scendi dalla stelle (Tú bajas de las estrellas). Se trata de una canción navideña popular italiana y describe la llegada del Niño Jesús a la Tierra.

También en Francia hay un clásico villancico que ha sido versionado por multitud de artistas. Se trata de Petit Papa Noël, y versa sobre la llegada de Papá Noel desde la visión de un niño que espera con ilusión sus juguetes.

Villancicos en español

En América Latina es muy popular el villancico El Burrito de Belén (también conocida como El Burrito Sabanero), un villancico muy pegadizo que habla de una viaje a Belén en burro para ver al Niño Jesús.

Finalmente en España no podemos olvidarnos del villancico 25 de diciembre y su pegadizo estribillo: “fum, fum, fum”. Se trata de un villancico tradicional español rescatado por el etnólogo catalán Joan Amades y cuyos orígenes están en los siglos XVI y XVII en Cataluña. Seguramente todos lo hayamos entonado alguna vez tanto en casa como en la escuela.

En Pearson invitamos a defender con fuerza la música en el aula. Cada semana recomendamos combinar nuestros métodos educativos con divertidos recursos para clase como los que mostramos en Red Música Maestr@. El objetivo es hacer más atractiva la enseñanza y despierten el amor por la música entre los más jóvenes.

También te podrían interesar estos artículos relacionados:

– ¿Se muere la música clásica? Estas iniciativas demuestran que nada más lejos de la realidad

– Los cinco directores de orquesta más divertidos de la Historia

– Cuatro películas para trabajar la música clásica en clase

– Viaje a la música clásica a través de la televisión y el cine

– 15 beneficios que proporciona escuchar música clásica

Deja un comentario