“Educación musical, solidaridad que queremos compartir”, por J. Atance

Educación musical, solidaridad que queremos compartir La Navidad invita a la solidaridad y desde las diferentes ONGs se solicitan alimentos no perecederos para ayudar en lo posible a los países más desfavorecidos. Nosotros consideramos el libro un alimento del espíritu que no tiene fecha de caducidad y queremos también contribuir a alimentar a los más pequeños y ayudarles a que adquieran dos importantes hábitos saludables: La lectura, que es un hábito que se adquiere a lo largo del tiempo, y la afición a la música, que también exige tiempo y constancia. Los buenos lectores y los buenos aficionados a la música no nacen, se hacen.

Estas pasadas navidades, como en años anteriores, los autores de Siente la música hemos querido  poner nuestro granito de arena solidaria y sembrar semillas de ilusión por la Música en forma de libros y materiales complementarios en el  Centro Infantil del pueblo de Mejicanos en El Salvador. Sigue leyendo

“Vitaminas de sabiduría de Fernando Argenta”, por J. Atance

Fernando Argenta, autor de 'Siente la música' de PearsonHa pasado un año más y volvemos a recordar a Fernando Argenta, ese optimista patológico que siempre miraba al frente y por eso siempre avanzaba firme hacia sus objetivos y metas para intentar alcanzarlas, y ese gran comunicador y divulgador de la música clásica que dedicó su vida a repartir sabiduría musical y alegría en cada una de sus lecciones magistrales, en la radio, en la pantalla de televisión y en sus libros, algunos de los cuales tuve la inmensa suerte de compartir con él.

Os dejo un ramillete de sus frases extraídas de algunas de las muchas entrevistas publicadas en periódicos y revistas:

FRASES DE FERNANDO ARGENTA EXTRAÍDAS DE SUS ENTREVISTAS:

Sigue leyendo

Gran éxito de las Jornadas FERE para el profesorado de Música de Primaria y Secundaria

Jornadas Pearson FERE para el Profesorado de MúsicaGran éxito de participación en las Jornadas para el Profesorado de Música impartida ayer por la Federación de Escuelas Católicas de Madrid, con la colaboración de Pearson, dentro del marco del Programa Artes, y a las que asistieron más de 40 profesores.

Esta acción formativa dirigida al profesorado de Música, tanto de Primaria como de Secundaria, tenía el objetivo de orientar a los profesionales de la educación para llenar de contenidos la actividad escolar musical y su metodología fue eminentemente práctica y destinada a su aplicación al aula. Sigue leyendo

Jornadas para el profesorado de Música de Primaria y Secundaria

Profesor de músicaLa Federación de Escuelas Católicas de Madrid, con la colaboración de Pearson, presenta las Jornadas para el Profesorado de Música dentro del marco del Programa Artes. Una acción formativa dirigida al profesorado de Música, tanto de Primaria como de Secundaria con el objetivo de orientar para llenar de contenidos la actividad escolar musical y cuya metodología será eminentemente práctica y destinada a su aplicación al aula.

El taller se celebrará el miércoles 11 de marzo de 2015, de 17:30 a 19:00 horas, en la sede de Escuelas Católicas de Madrid (situada en Hacienda de Pavones, 5, Madrid). Sigue leyendo

En tu primer aniversario, gracias Fernando Argenta por…

  • Fernando ArgentaBajar a la música del podio en que estaba y ponerla a ras de suelo, accesible para todos.
  • Explicarnos que hay cosas que sólo las oímos en silencio.
  • Enseñarnos que la música es la forma más bonita de expresarse y comunicarse que existe.
  • Abrirnos las puertas del mundo de la buena música y dejarnos entrar de tu mano. Conocer que la historia de una pieza musical transforma su sonido para siempre y eso es lo que tú has conseguido, que la música clásica suene diferente y atractiva.
  • Hacernos pensar en la música como en un menú y demostrarnos que para tener una dieta equilibrada no se puede comer lo mismo todos los días.
  • Pasar de explicaciones de conservatorio, más apropiadas para los músicos profesionales y demostrar a los que sólo pretenden ser aficionados, que la música no fue hecha para comprender sino para sentir.
  • Iniciar a los más pequeños en la carrera de la vida emocional y ayudarnos en la dura tarea de educarles musicalmente.
  • Tantos regalos para el alma y el oído como nos has dado en décadas de años de dedicación a la divulgación musical.
  • Mostrarnos que el futuro de la música está en los niños y que la ventaja del futuro es que llega cada día.
  • Ayudarnos a desarrollar la personalidad, porque la música clásica es siempre una excelente herramienta para la comunicación, la relación, el comportamiento, el conocimiento propio…
  • Rebuscar entre tantos archivos y materiales sonoros como contabas en tu casa, esas melodías pensadas para ser escuchadas con el corazón poniendo pomada al alma.
  • Hacernos selectivos en lo que escuchamos y tener respeto por la música de calidad estimulando la fantasía y creando sensaciones que hacen brotar las emociones cuando escuchamos música.
  • Seleccionar esas músicas que hacían posible que nuestra soledad se poblase de repente y enseñarnos al mismo tiempo a seleccionar y comprender que hay músicos de culto y músicos que hay que ocultar porque  teniendo los primeros, para que queremos los otros…
  • Hacernos ver que la música es buena o mala, no clásica o popular.
  • Presentarnos con fragmentos breves pero intensos la gran música, como la ópera, que representa la unión perfecta de dos géneros con vidas independientes, teatro y música, que unidos no se suman, se multiplican.
  • Enseñarnos que hay una música clásica para cada ocasión, para cada momento, para cada emoción, para cada sentimiento…
  • Hacer de la colección de CDs de Clásicos populares el mejor regalo que podíamos hacer a nuestros seres queridos, sabiendo que cuando regalas música regalas amor.
  • Estar presente en la música de tres generaciones, algo que sabemos no es fácil, pero sí debe ser muy gratificante.
  • Hacer que la música clásica fuera el pan de cada día para nuestros oídos.
  • Poner a nuestro alcance músicas relajantes que nos ayudaban a resolver nuestros pesimismos momentáneos y así no tener necesidad de malgastar en otras terapias cuyos resultados nos ofrece, gratuitamente, la música.
  • Por todo lo que sabías, pero sobre todo por compartirlo con nosotros.
  • Concienciarnos de que la música clásica es intemporal, después de décadas siguiéndote, somos testigos de que los únicos que están de moda siempre, son los clásicos.
  • Animarnos a avanzar y demostrarnos que para disfrutar a tope en música, no vale con saber oír, hay que saber
  • Arrancarnos siempre una sonrisa y un estremecimiento placentero, nacido desde nuestra admiración, complicidad y respeto al escucharte cada día.
  • Mostrarnos la magia de la música, capaz de detener el tiempo y volverlo a repetir  a nuestra voluntad, lo que la hace increíble y fantástica.
  • Enseñarnos a escuchar música de forma divertida porque sabías que cuando algo es duro, debe suavizarse en sus inicios haciendo que la escucha sea lúdica.
  • Demostrarnos que escuchar música clásica no exige ritos, ni ceremonias, ni formalismos de ningún tipo, sino que debemos convertirlo en rutina cotidiana como hacemos con cualquier otro tipo de música.
  • Dar testimonio de generosidad y esfuerzo incansable, de solidaridad con tus compañeros en la radio, y como no por tu amistad, sensibilidad, complicidad, cultura y talento.
  • Demostrarnos que algunas páginas de la música clásica que llevan siglos emocionando a tantos millones de personas en todo el mundo podemos aplicarles todos los calificativos que se nos ocurran menos uno, aburridas.
  • Despertar vocaciones musicales entre los niños y ver, pasados los años, que la música es una llave que abre muchas puertas, incluso las del trabajo.
  • Facilitarnos los buenos recuerdos. Cada pieza de  música clásica que volvemos a escuchar ahora, como las buenas fragancias, nos devuelve recuerdos y nos emociona como nos emocionó la primera vez que la escuchamos de tu mano…
  • Tener algunos críticos entre los puristas musicales, pasar de ellos y haber seguido haciendo toda tu vida tus programas con libertad, a tu modo y manera. Como decía Isacc Stern, importante violinista de los suyos: “Los críticos son como los eunucos, saben… pero no pueden”.
  • Gracias por hacer lo que hacías, pero sobre todo por hacerlo como lo hacías, y gracias también por contagiarnos la afición a la música en directo y hacernos ver que seguramente se pueda vivir sin orden.., pero nunca sin “concierto”.

Javier Atance Ibar

Coautor con Fernando Argenta del método Siente la música para Educación Primaria en Pearson Educación

También te podrían interesar estos artículos relacionados:

– “Vitaminas de sabiduría de Fernando Argenta”, por J. Atance

– “Nuevas vitaminas de sabiduría de Fernando Argenta”, por J. Atance

– Nuestro homenaje a Fernando Argenta, autor de “Siente la música”. Gracias por todo, maestro.

– Seis charlas TED dirigidas a profesores de música

“Música: La historia visual definitiva”, reseña de Javier Atance

9781409372516_HLa felicidad no depende de lo que nos falta, sino del buen uso que le demos a lo que tenemos y hoy me he encontrado con un tesoro en forma de baúl enorme de casi 500 páginas y con centenares de ilustraciones porque eso son para mí los libros de los que presumo en mi biblioteca particular, baúles que al abrirlos ponen a nuestro alcance grandes tesoros en este caso musicales que me hacen ser feliz y disfrutar de su posesión.

“Música: La historia visual definitiva” recoge en infinidad de textos cortos perfectamente clasificados y ordenados, salpicados con centenares de fotografías e ilustraciones, los mejores momentos de la música y todo lo que rodea este mundo musical desde los orígenes hasta la revolución digital que las nuevas tecnologías han supuesto para la música,  para que podamos pasear por todas las posibilidades que tiene el mundo musical y en el que pequeños y grandes aprendamos a descubrir tantas y tantas emociones ahora y en el futuro.

La pretensión, y lo han conseguido plenamente, era escribir un libro con capacidad de seducir a todos, escribir descripciones, relatos y resúmenes donde se encuentren reflejados todos los estilos, géneros musicales, todas las épocas, los instrumentos de todas las familias y los principales  protagonistas en cada una de ellas. Un libro que  cautiva, emociona, nos invita a consultar, a releer y paladear porque es el reflejo de lo que es el mundo de la música y las experiencias de los grandes músicos para que aprendamos de su vida y sobre todo de su legado que son sus obras. Ha necesitado de muchas colaboraciones pero el resultado final es una magnífica publicación que ha recogido la ilusión y el esfuerzo de muchas personas para que pueda ser disfrutada por todas las demás.

El mundo de la lectura tiene  dos momentos y dos intenciones diferentes y por tanto, las motivaciones que nos llevan a este  mundo lector también son diferentes. Cuando somos pequeños nos cuesta esfuerzo, sacrificio, años de ejercicios repetitivos y rutinario para “aprender a leer”, luego cuando ya dominamos la técnica y la comprensión lectora pasamos al segundo momento de “leer para aprender” y este libro es ideal en esta etapa, porque nos va a descubrir y enseñar, para que  aprendamos el fascinante  mundo de la música a todos y  para todas las edades, especialmente si somos mayores.

Pero antes, también es posible disfrutarlo si es alguien mayor quien nos lo enseña y nos lo lee, este libro es ideal para que los padres enseñen la historia de la música a los hijos y les muestren las fotografías de los instrumentos que hacen posible el milagro de convertir las notas en sonidos de timbres muy diferentes, porque ya lo dice la sabiduría  popular; “Leer es bueno, que leas con tus hijos es mucho mejor”.

Pero no se debe aprender cultura musical sólo por estar de moda, ni para demostrar pertenecer a un estatus social determinado, ni por aportar un barniz cultural y artístico a la persona, sino porque resulta una necesidad y un placer que nuestro cuerpo y nuestra inteligencia nos solicita imperiosamente.

Adquirir cultura musical  no es sólo escuchar música, sino leer y aprender todo lo relacionado con el mundo de la música, precisamente lo que nos aporta este libro, que nos va  a ayudar a sentir y comprender que la magia y la esencia de la música está en el sentimiento que crea en el oyente.

Antes el mundo de la música nos decía únicamente “escúchame”, ahora con la calidad tipográfica de las grandes ediciones de libros enciclopédicos de música y a todo color,  nos dice además “mírame” y con el libro “Música: la historia visual definitiva” se hace más realidad que nunca.

Resumiendo: Es un excelente libro porque combina tres grandes cualidades: erudito, ameno y visual. Estamos ante un buen libro, bien escrito y bien editado, salpicado por miles de fotografías e ilustraciones que nos facilitan la comprensión de los conceptos que explica y con un cuidado índice de nombres para no perderse en el laberinto de tantos estilos, épocas, instrumentos y personajes.

Los libros como buenos amigos que son, nos acompañan, nos entretienen, nos enseñan a pensar y nos ayudan a ser más sabios en la vida. “Música: La historia visual definitiva” va ser perfecto para nuestra dieta variada y equilibrada intelectual y nos va a ayudar a crecer mucho, en este caso, musicalmente.

                                                                         Javier Atance Ibar

Autor de libros de texto en Pearson Educación

* “Música: La historia visual definitiva” ya está disponible en librerías y también se puede comprar en la tienda online de Pearson España a un precio de 29,90 euros.

“Encantado de recordarte Fernando”, por Javier Atance

1426417_632212233486886_1306425902_nEs muy fácil recordar a Fernando Argenta porque todos le queremos y le admiramos; lo difícil es pensar que ya no está y lo imposible creer que ya no lo volveremos a ver más.

Madrileño de origen, cántabro de adopción, músico, escritor en la intimidad, pacífico en el fondo, revolucionario en las formas, tradicional en los contenidos, innovador en sus programas, altivo con los orgullosos, humilde con los cercanos, irónico con finura, perifrástico, correcto en las formas y afable en el trato, conversador variado y con buena base para las discusiones, hablaba y escuchaba con respeto a los demás siempre ocupado en su trabajo y en su familia a los que dedicó su vida…

Fernando es una de esas personas a las que no cuesta trabajo envidiar. Estudió con éxito, fue joven músico en un grupo de moda en los sesenta,  triunfó en la radio a la primera, se casó con Toñi, una belleza por dentro y por fuera, tuvo un hijo maravilloso, Ataulfo, para recordar así siempre a su padre, y en su trabajo siempre fue querido y admirado, además de reconocido con todos los premios que se pueden conseguir en nuestro país ¿Cómo no envidiarlo con esa envidia sana que nos ayuda y nos empuja a ser mejores y progresar?

Rebusco en el trastero de mi memoria donde se amontonan tantos recuerdos de estos últimos años en los que hemos trabajado juntos y veo que todos los relacionados con él, me han hecho mejor persona. Caminar en su compañía por el mundo de la divulgación musical ha sido un placer y un privilegio, quiero darle las gracias por dejarme compartir con él camino y experiencias.

Hace ya muchos años se atrevió a cruzar el umbral de la vulgaridad y la monotonía de tantos profesionales del micro y buscó la excelencia en su trabajo cotidiano, compartiendo entrega, ilusión, emoción y felicidad con todos los que compartieron su entusiasmo por la buena música y sus ganas de hacer del trabajo su vocación y su vacación. Demostró que la música clásica no es incompatible con la música pop, el jazz, el folk, el deporte, el humor…

Arropados por las bandas sonoras excelentemente seleccionadas en todos y cada uno de sus programas, hasta nos parecían buenísimos los chistes malos de Argenta y sus picardías sobre los grandes genios de la música para hacerlos más cercanos, menos divinos y sobre todo mucho más divertidos. Siempre consiguió gustar y nos tuvo enganchados a las ondas durante tantos años, que hubiesen sido más si el famoso ERE no lo hubiera jubilado prematuramente; lo jubiló la burocracia nunca sus oyentes que sintieron su baja en RNE y TVE como una ausencia injusta, dolorosa y prematura.

Le sobraban tablas en el escenario en especial cuando tenía niños como espectadores. En sus conciertos siempre transmitía sabiduría, emociones cercanas, sentimientos, valores, nos cargaba con su fuerza, resultaba siempre creíble, despertaba sonrisas de complicidad y nos ablandaba el corazón con anécdotas tiernas de las que enseñan a vivir y a disfrutar. Muchos han llegado a conocer la música clásica a través de Clásicos Populares y sus Conciertazos y lo han hecho además de forma visual y divertida.

Fernando, siempre tuvo el corazón atrapado por sus oyentes y en especial por sus niños y fue un mago sin chistera que con su creatividad en el trabajo de cada día, convirtió siempre sus conciertos con música en vivo y en directo, en unas fiestas para los niños que asistían expectantes a cada una de sus sesiones, esperando la sorpresa con que les sorprendía en cada uno de ellos. Siempre creyó en lo que hacía y por eso seguramente lo hacía bien. Con él aprendimos que la música clásica debería ser una cosa normal y no una extraordinaria y que la buena música sirve a mucha gente sensible preparada musicalmente para elevar el espíritu y a otros, menos melómanos,  simplemente, para poner algo de pomada al alma, que no es poco en estos tiempos.

A pesar de su enfermedad y su progresivo deterioro físico, nunca se dejó vencer por el pesimismo y siempre perteneció a ese selectivo grupo de gente que hace cambiar las cosas en pequeña o gran medida, desde su música y su optimismo desbordante. Persona comprometida y siempre aportando su granito de arena desde su micrófono primero, después en sus conciertos y últimamente desde sus libros de educación  musical que están sirviendo para ayudar a crecer a sus oyentes y lectores en su cultura musical y en su buen gusto por la música de calidad.

Cumplió sus sueños  de divulgador musical y formador de jóvenes y adultos en el gusto por la buena música y por los clásicos y ayudó a muchos niños para que en el futuro pudieran cumplir los suyos como músicos cuya vocación musical nació escuchándole en las ondas o viéndolo en sus “Conciertazos”.

Quiero compartir algo con todos los que hemos tenido la suerte de trabajar con Fernando, el agradecimiento por tantos buenos ratos y sus buenos consejos de amigo. Su testimonio y su ejemplo así como el excelente trato que por su parte y por el de su mujer desde el primer momento me han dispensado, recibiéndome siempre en su casa con un cariño desbordante…, serán  momentos que siempre estarán entre mis mejores recuerdos.

Su hueco no será fácil de llenar, hay personas que son irremplazables aunque su puesto lo ocupen otras personas válidas. Siempre podremos presumir de haberlo conocido y haberlo tratado. Se apagó su vida, pero su estrella seguirá brillando por siempre entre nosotros.

Su última lección magistral  fue la serenidad y dignidad con que afrontó su enfermedad y su profesionalidad y responsabilidad cumpliendo con el compromiso que tenía con la editorial hasta dejar el trabajo entregado y cumplimentado hasta en los más mínimos detalles.  En lo que a mí respecta, mi admiración y mi cariño hacia él y su familia, queden aquí escritos e imborrables. Mi andadura personal al lado de  Fernando, ocupará para siempre un lugar preferente en mis recuerdos positivos y espero que se note lo que aprendí a su lado en mis actuaciones cotidianas y en mis futuros  trabajos editoriales.

Javier Atance Ibar

Coautor con Fernando Argenta del método Siente la música para Educación Primaria en Pearson

Feel the Music y Tarantella, dos métodos de música desarrollados para el bilingüismo

Siempre os decimos que en Pearson nos esforzamos por que la educación musical cobre la importancia que merece y se convierta en una experiencia fantástica para los alumnos y profesores. Por eso, nos gustaría explicaros cómo reflejamos esta filosofía en nuestros materiales.

Feel the Music y Tarantella son métodos para el aprendizaje de música en inglés y han sido especialmente desarrollados  para el bilingüismo; desde la presentación de los contenidos y el vocabulario hasta las estructuras gramaticales están totalmente contextualizadas dentro del entorno bilingüe.

Tarantella es un método para primaria publicado tanto en español como en inglés. La autora es Pilar Pascual, figura de referencia en España. Tarantella pretende dar una respuesta a los nuevos retos de la educación musical. Tiene un enfoque metodológico claro y una estructura lógica y cíclica, que lo convierten en un método fácilmente manejable. Es un método que le da al profesor cierta libertad, busca la creatividad en el alumno y el trabajo de todas las disciplinas, desde el canto, el conocimiento de los instrumentos y cómo tocar algunos de ellos, la danza, la historia musical, la dramatización, el lenguaje musical, etc. Es un método basado en la progresión, muy lúdico y variado, y se relaciona con otras áreas artísticas. Además es un material didáctico abierto y flexible, que permite un adecuado tratamiento de la diversidad, es decir, ayuda tanto al alumno más avanzado como al que se encuentra más retrasado en clase.

El alumno cuenta con libro y cuaderno de actividades que incluye doble CD de audio. Para los profesores existen multitud de materiales adicionales además de la guía didáctica como cuadernos de recursos fotocopiables, para atender a los diferentes tipos de alumnos; software de pizarras interactivas y guía didáctica digital que contiene todo el material y actividades extra; pósteres; musicogramas; DVD de danzas y CD de canciones complementarios. Todo un despliegue de ideas y recursos para apoyar las clases.

Y respondiendo a las necesidades actuales, este curso contaremos con Tarantella 5 y 6 en Blink, que ofrece actividades enriquecidas e interactivas para tabletas. Os invitamos a probar la demo. ¡Os va a encantar!

 

Siente la Música es el resultado de un dueto insuperable: Fernando Argenta y Javier Atance. Ambos consiguen que la música se convierta en la mejor aventura. Su progresión sencilla y coherente consigue que la materia sea fácil y atractiva para el alumnado. Una estructura muy flexible y abierta en la que cada página gira en torno a un bloque de contenido determinado. Las actividades son variadas y divertidas y han sido concebidas para reforzar y consolidar lo aprendido. La metodología permite a los alumnos trabajar de manera autónoma, haciéndolos responsables de su proceso de aprendizaje.

También disponible en inglés, Feel the Music sigue la misma metodología y plantea un aprendizaje del idioma inglés sin perder toda la enseñanza curricular de la música durante la Primaria. Gracias a los audios y a las canciones propias de la cultura anglosajona, los alumnos sabrán apreciar las diferencias entre ambas formas de expresar la música sin perder la progresión necesaria en inglés gracias al aval y prestigio de nuestro sello en la edición de métodos de inglés reconocidos mundialmente.

Tanto Siente la Música como Feel the Music aportan abundante material complementario. Los alumnos disfrutarán del libro y cuaderno de actividades acompañados por un álbum de cromos y dos CD audio con todas las canciones y pegatinas con emoticonos.

El profesor cuanta con ayuda en diversos formatos. Desde la guía didáctica que refuerza y amplia el aprendizaje con actividades y explicaciones didácticas; un DVD de Danzas paso a paso; DVD de la orquesta sinfónica con interpretaciones de piezas musicales de los alumnos del conservatorio Giusepe Verdi de Milán; un dominó musical; tarjetones de instrumentos acompañados por un juego de mesa; pósteres y un software digital interactivo muy completo.

La experiencia de Fernando Argenta y Javier Atance aseguran un método completo y comprometido con un aprendizaje en el que el alumno es el protagonista.

Un post de Lys Mayor