Los beneficios que aportan las clases de música en la infancia

La educación musical no sólo permite mejorar las habilidades musicales sino que también proporciona enormes beneficios a la maduración emocional y conductual de los niños. Un estudio de la Universidad de Vermont (EE.UU.) encontró que incluso aquellos que nunca recibieron clases de música en la infancia más allá de canciones de rimas infantiles y el do-re-mi se beneficiaron por jugar.

En el estudio realizado por el doctor James Hudziak se realizaron exploraciones cerebrales a 232 niños de 6 a 18 años, buscando relaciones entre el grosor de la corteza cerebral y la música en la infancia. Sus investigaciones revelaron que la ansiedad, la depresión o problemas de atención corresponden con cambios en el grosor cortical. De modo que Hudziak y su equipo trataron de descubrir si una “actividad positiva” como la educación musical podría servir como tratamiento para esas mentes jóvenes. Sigue leyendo