Un líder es como un director de orquesta

En la famosa charla TED impartida en 2008 en Long Beach, California, por Benjamin Zander, el director musical de la Orquesta Filarmónica de Boston, se habló sobre qué hace grande a un director de orquesta. Zander apuntó que el director es la única persona de la orquesta que “no emite ningún sonido”. Su influencia depende de su capacidad para hacer que otras personas sean poderosas.

En otras palabras, los grandes directores de orquesta no son aquellos que demuestran su creatividad a través de la habilidad con un instrumento o la belleza de sus propias actuaciones. Más bien son juzgados por su capacidad para producir un entorno en el que puede brotar el arte de los demás.

Sigue leyendo