La comunidad educativa reacciona al intento de degradar la Música en Primaria

38-IMG_7278El Boletín Oficial del Estado (BOE) del 1 de marzo recogió uno de los últimos cambios de la polémica Ley de Educación del ministro José Ignacio Wert: el Real Decreto 126/2014, que desarrolla el Currículo Básico de la Eduación Primaria. Este texto explica, entre otros puntos, la nueva división de las asignaturas de Primaria en troncales, específicas y de libre configuración.

Hay un detalle de este cambio legal que inicialmente había pasado desapercibido y que en los últimos días ha levantado una enorme polvareda entre la comunidad educativa: la Música (integrada hasta ahora en la asignatura troncal de Educación artística: plástica y música) queda degradada a materia específica, en la nueva asignatura de Educación Artística.

Pero dentro de lo malo, eso no es lo peor. La nueva legislación establece también que esta asignatura será optativa, ya que dependerá de las comunidades autónomas y los centros educativos si se imparte Educación Artística o, por el contrario, Segunda Lengua Extranjera, Valores Sociales y Cívicos o Religión. Por tanto, la Música no sólo pierde rango (y, por tanto, horas lectivas), sino que podría desaparecer de las clases si así lo deciden las administraciones regionales o los colegios.

Las reacciones del colectivo educativo no se han hecho esperar, apoyadas por el altavoz que suponen las nuevas plataformas tecnológicas. Por ejemplo, en Change.org han nacido varias peticiones exigiendo al Ministerio de Educación que dé marcha atrás en esta tentativa. La que más apoyos ha recibido hasta la fecha (más de 206.000) fue lanzada hace unos días por la profesora Cinta Domínguez.

En su solicitud, titulada “Devuelva la asignatura de música a la educación primaria”, esta maestra sevillana explica la importancia de la música, que “es cultura, ayuda a la estimulación de los niños, desarrolla la psicomotricidad, el pensamiento lógico, las competencias en idiomas, la sensibilidad artística, los valores y la autoestima, entre otros factores”. Además, Domínguez alerta de que los niños podrían acaban su escolarización obligatoria sin haber estudiado Música, “algo que no ocurre en prácticamente ningún país de la OCDE”.

En Red Música Maestro también se han reproducido estas mismas quejas. Por ejemplo, un profesor abrió un debate en el que plantea algunas de las consecuencias de la nueva norma. Por ejemplo, que la Música pase a ser considerada de rango inferior o que se deje a la voluntad de las comunidades autónomasel estudio de unas asignaturas no troncales frente a otras. Todo ello le lleva a afirmar: “Me parece que quieren echar a la Música de la escuela”… Y desgraciadamente, a nosotros también nos lo parece.

Desde Pearson os invitamos a defender con fuerza la música en el aula y, como cada semana, recomendamos combinar nuestros métodos educativos con divertidos recursos para clase, como los que os mostramos en el blog de Red Música Maestr@, para que hagan más atractiva la enseñanza y faciliten despertar el amor por la música entre los más jóvenes.