Viaje a los orígenes de la ópera

ÓperaNo hay mejor forma de sumergir a los alumnos en el mundo de la ópera que remontarse a los orígenes de esta forma artística. El germen de la ópera se encuentra en Florencia, donde varios poetas, músicos y hombres de letras formaron a finales del siglo XVI el grupo la Camerata. Entre los miembros de este variado club figuraban los compositores Jaocopo Peri y Giulio Caccini, el poeta OttavioRinuccini o Vincenzo Galilei, padre de Galileo Galilei.

De sus reuniones en las casas de Giovanni Bardi, el Conde Vernio y JacopoCorsi surgió el deseo de revivir el teatro del mundo clásico, pero restituyendo el importante papel que la música había tenido en las obras dramatúrgicas de la Grecia Clásica y la Antigüedad Romana. Fue así como empezaron a agregar palabras a la música con un objetivo eminentemente dramático.

Poco a poco fueron naciendo las primeras creaciones de la Camerata, fundamentalmente, composiciones para una sola voz acompañadas de uno o varios instrumentos. La primera obra de este tipo fue Le Nuovemusiche de Caccini, cuyo título (la nueva música) terminó dando nombre al estilo musical de la Camerata, en el que la palabra era lo más importante. En YouTube podemos encontrar algunas versiones de esta peculiar obra.

Sin embargo, el verdadero germen de la ópera fue Dafne, una obra basada en la mitología clásica, con música de Peri y texto de Rinuccini. Su primera ejecución tuvo lugar en 1597 en Florencia. En YouTube también existe una recreación de esta ópera, desencadenante del éxito cosechado en los años posteriores por esta incipiente forma musical.

La ópera moderna como tal nacería varios años después, cuando Peri recibió el encargo de componer una obra similar a Dafne con motivo de la boda entre Enrique IV de Francia y María de Médici. Esta obra fue Eurídice y sus protagonistas volvieron a ser Peri, en el apartado musical, y Rinuccini, en la creación del texto. En aquella primera representación participaron un clavicordio, varios instrumentos de cuerda y tres flautas.

Esta nueva forma artística daba todo el protagonismo a las voces humanas y los personajes del drama. La música ocupaba un papel secundario, hasta el punto de que se conoció a este tipo de composiciones como estilo recitativo o prosa musical, en oposición a la poesía musical. Fundamentalmente porque el canto de los personajes carecía de interés melódico alguno, estando básicamente constituido por declamaciones y diálogos.

Eurídice fue repuesta por primera vez en la neoyorquina sala Saratoga, en el año 1941, y podéis disfrutarla en su totalidad en el siguiente vídeo.

Desde Pearson recomendamos combinar nuestros métodos educativos con divertidos recursos para el aula, como los que mostramos cada semana en Red Música Maestr@, para que hagan más atractiva la enseñanza y faciliten despertar el amor por la música entre los más jóvenes.

“Profesor, ¿qué instrumento elijo?”

22-music2Muchos docentes del mundo de la música se habrán encontrado alguna vez con la siguiente pregunta: “Profesor, ¿qué instrumento elijo? ¿Cuál es el más adecuado para mí?”. La respuesta, evidentemente, no resulta sencilla. Entre otras cosas, porque cada instrumento presenta una serie de atractivos, pero también unas dificultades.

La elección dependerá de los conocimientos previos del estudiante. En este sentido, algunos instrumentos resultan más gratificantes en el corto plazo que otros. Por ejemplo, tocar la tecla de un piano casi siempre deriva en un sonido relativamente hermoso, aunque los conocimientos del que toca sean mínimos.

Por el contrario, conseguir que un violín emita un sonido limpio y correcto, que no sea un simple ruido, resulta complejo incluso para los ya iniciados. Como consecuencia, es muy probable que un niño disfrute mucho más tocando piezas sencillas en un piano (o en un órgano) que en un violín.

Las razones de estas diferencias entre ambos instrumentos son variadas. En primer lugar, el violín es un instrumento menos polifónico que el piano y, por tanto, suena mejor en compañía de otros instrumentos que en solitario. También presenta ventajas, como la posibilidad de transportarlo y tocarlo en cualquier sitio.

Aparte de estos aspectos, hay que tener en cuenta otros criterios a la hora de recomendar un instrumento a un alumno. Evidentemente, el primero son sus gustos, ya que la motivación resulta esencial. No hay que descartar, por tanto, la elección personal del joven.

También hay que tener en cuenta el contexto: si en nuestra escuela tenemos grandes maestros del violín, lo lógico será recomendarle este instrumento. Y en el apartado puramente práctico, habrá que desaconsejarle el piano si en su casa no hay espacio para instalar uno o la guitarra eléctrica si sus padres no son proclives al ruido.

En internet hay numerosos sitios en los que se profundizan en estos y otros aspectos a la hora de saber escoger el instrumento más adecuado para cada alumno: desde explicaciones de especialistas en vídeos YouTube, hasta guías prácticas y artículos suficientemente detallados.

Desde Pearson recomendamos combinar nuestros métodos educativos con divertidos recursos para el aula, como los que os mostramos cada semana en el blog de Red Música Maestr@, para que hagan más atractiva la enseñanza y faciliten despertar el amor por la música entre los más jóvenes.

La comunidad educativa reacciona al intento de degradar la Música en Primaria

38-IMG_7278El Boletín Oficial del Estado (BOE) del 1 de marzo recogió uno de los últimos cambios de la polémica Ley de Educación del ministro José Ignacio Wert: el Real Decreto 126/2014, que desarrolla el Currículo Básico de la Eduación Primaria. Este texto explica, entre otros puntos, la nueva división de las asignaturas de Primaria en troncales, específicas y de libre configuración.

Hay un detalle de este cambio legal que inicialmente había pasado desapercibido y que en los últimos días ha levantado una enorme polvareda entre la comunidad educativa: la Música (integrada hasta ahora en la asignatura troncal de Educación artística: plástica y música) queda degradada a materia específica, en la nueva asignatura de Educación Artística.

Pero dentro de lo malo, eso no es lo peor. La nueva legislación establece también que esta asignatura será optativa, ya que dependerá de las comunidades autónomas y los centros educativos si se imparte Educación Artística o, por el contrario, Segunda Lengua Extranjera, Valores Sociales y Cívicos o Religión. Por tanto, la Música no sólo pierde rango (y, por tanto, horas lectivas), sino que podría desaparecer de las clases si así lo deciden las administraciones regionales o los colegios.

Las reacciones del colectivo educativo no se han hecho esperar, apoyadas por el altavoz que suponen las nuevas plataformas tecnológicas. Por ejemplo, en Change.org han nacido varias peticiones exigiendo al Ministerio de Educación que dé marcha atrás en esta tentativa. La que más apoyos ha recibido hasta la fecha (más de 206.000) fue lanzada hace unos días por la profesora Cinta Domínguez.

En su solicitud, titulada “Devuelva la asignatura de música a la educación primaria”, esta maestra sevillana explica la importancia de la música, que “es cultura, ayuda a la estimulación de los niños, desarrolla la psicomotricidad, el pensamiento lógico, las competencias en idiomas, la sensibilidad artística, los valores y la autoestima, entre otros factores”. Además, Domínguez alerta de que los niños podrían acaban su escolarización obligatoria sin haber estudiado Música, “algo que no ocurre en prácticamente ningún país de la OCDE”.

En Red Música Maestro también se han reproducido estas mismas quejas. Por ejemplo, un profesor abrió un debate en el que plantea algunas de las consecuencias de la nueva norma. Por ejemplo, que la Música pase a ser considerada de rango inferior o que se deje a la voluntad de las comunidades autónomasel estudio de unas asignaturas no troncales frente a otras. Todo ello le lleva a afirmar: “Me parece que quieren echar a la Música de la escuela”… Y desgraciadamente, a nosotros también nos lo parece.

Desde Pearson os invitamos a defender con fuerza la música en el aula y, como cada semana, recomendamos combinar nuestros métodos educativos con divertidos recursos para clase, como los que os mostramos en el blog de Red Música Maestr@, para que hagan más atractiva la enseñanza y faciliten despertar el amor por la música entre los más jóvenes.

[Recursos docentes] Vídeo: Un viaje por las formas lingüísticas y musicales del mundo

videormmLa lengua y la música son, posiblemente, los elementos culturales más importantes de cualquier pueblo. Por esta razón, resulta esencial proteger y preservar todas las formas lingüísticas y musicales, en una época en la que la globalización se abre paso y, con ella, los idiomas y ritmos predominantes (encabezados por el inglés y el pop).

Ésa es, a grandes rasgos, la idea que transmite el vídeo que hoy os presentamos, elaborado por eduCaixa, el portal de recursos educativos de la Obra Social de laCaixa. Con una duración inferior a los tres minutos y bajo el título ‘La música, lenguaje universal de las emociones’, traslada al espectador desde Machu Picchu a los suburbios de la India, y desde los modernos pubs londinenses hasta el rincón más olvidado de África.

Pero más allá de los lugares, los protagonistas de este recurso (dirigido a estudiantes de Primaria y Secundaria) son las personas, y muy particularmente su cultura. Porque el vídeo no es otra cosa que una sucesión de unos rostros casi transparentes, que permiten al espectador adentrarse en sus emociones. Una tarea que resulta aún más sencilla por el importante papel que realiza la música, perfectamente escogida en función de la cultura representada.

Esta fusión de ritmos e imágenes dan como resultado un sosegado viaje por algunos de los pueblos más recónditos que habitan el planeta, incluidos los indígenas de Australia y los Andes, las tribus masai o los tuareg del desierto. Al fin y al cabo, ése es el objetivo del vídeo: resaltar la inmensa diversidad cultural y lingüística del mundo, promoviendo una actitud crítica y reflexiva que apueste por la preservación y el respeto de la biodiversidad.

Tal y como se explica en el comentario inicial que acompaña al vídeo, actualmente hay en el mundo unas 3.000 lenguas amenazadas. Eso significa que también hay 3.000 formas musicales en peligro de extinción, e incluso 3.000 tradiciones culturales, y ésa es una riqueza que el ser humano no puede permitirse el lujo de tirar por la borda.

Desde Pearson recomendamos combinar nuestros métodos educativos con divertidos recursos para el aula, como los que mostramos cada semana en el blog de Red Música Maestr@, para que hagan más atractiva la enseñanza y faciliten despertar el amor por la música entre los más jóvenes.

Villancicos para enseñar música, idiomas y culturas

Se aproxima la Navidad y, con ella, los polvorones, los abetos, el turrón… y los villancicos. Estas populares canciones no sólo sirven para que los más pequeños puedan recaudar unos cuantos euros en forma de aguinaldo, sino que también constituyen una poderosa herramienta para enseñar nociones de música, idiomas e incluso valores culturales.

Son muchos los profesores que han utilizado con éxito la capacidad pedagógica de los villancicos, como uno puede comprobar a nada que navegue un poco por la Red. Nosotros hoy nos detendremos en dos casos que apostaron por utilizar estas canciones para transmitir la música y la cultura de otros países entre los estudiantesde una forma sencilla y muy divertida.

Carolina Jiménez, profesora de la Universidad de Educación a Distancia (Uned), recurrió en su día al famoso villancico Jingle Bells para practicar inglés con sus alumnos y, de paso, profundizar en las raíces culturales del mundo anglosajón. La fórmula utilizada consistió en realizar una audición pasiva (para conocer el sentimiento que la canción generaba entre sus alumnos), otra activa (para familiarizarse conpalabras hasta entonces desconocidas por los estudiantes) y un análisis del contenido (para profundizar en los aspectos gramaticales).

La profesora acompañó este recurso educativo, disponible en PDF en la siguiente página web, de varias actividades que permiten mejorar tanto el oído musical de los alumnos como su nivel de inglés: buscar palabras con semejanzas fonéticas a las que aparecen en el villancico; anotar cuántas veces se repite un término; cortar, mezclar y distribuir los versos de la canción; desordenar las palabras para que los alumnos traten de ordenarlas; u omitir palabras para que los estudiantes las identifiquen. Por último, los alumnos cantaron al unísono el villancico (que ya se sabían casi de memoria) y analizaron su contenido desde un enfoque más cultural.

Algo parecido hizo la profesora EijaHorváth en el Instituto Cervantes de Nueva Delhi, tomando como referencia el villancico Gatatumba. Su propuesta intercultural (desmenuzada en la web del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, en formato PDF) estaba dirigida a niños de hasta 8 años de edad y tenía como objetivo dar a conocer entre sus estudiantes indios las costumbres típicas de la Navidad española. Se trata, por tanto, de una iniciativa perfectamente exportable por aquellos docentes que cuenten en sus clases con un importante número de estudiantes procedentes de otros países.

Tras realizar una breve introducción explicando el significado de estas fiestas en España, la profesora propone desarrollar varias actividades, como mostrar imágenes de instrumentos navideños (pandereta, zambomba…) y explicar cómo se utilizan, además de poner en marcha una serie de juegos para cerciorarse de que los alumnos han comprendido lo anterior. La siguiente fase es la del aprendizaje del villancico, lo que implica cantarlo una y otra vez, mientras se llevan a cabo diferentes juegos en grupo (en los que también pueden participar los padres). Para terminar, la iniciativa incluye una etapa de expansión, que consiste en animar a los alumnos a pedir el aguinaldo, para sumergirse definitivamente en la Navidad española.

Desde Pearson recomendamos combinar nuestros métodos educativos con divertidos recursos para el aula, como los que os mostramos cada semana en el blog de Red Música Maestr@, para que hagan más atractiva la enseñanza y faciliten despertar el amor por la música entre los más jóvenes.