La increíble historia de Kwasi Enin y su amor por la música

© William Floyd School District

La increíble historia de Kwasi Enin, un joven de 17 años de Nueva York que fue aceptado en las ocho universidades que forman The Ivy League –las más importantes de Estados Unidos- gracias a su ensayo de admisión “Una vida en la música”, en el que relata cómo esta materia se convirtió en la chispa de su curiosidad intelectual.

Brown, Columbia, Cornell, Darmouth, Harvard, Yale, Princeton y la Universidad de Pensilvania, que forman la prestigiosa The Ivy League, una asociación y una conferencia deportiva de la NCAA (National Collegiate Athletic Association) de ocho universidades privadas del noreste de los Estados Unidos rodeadas de un halo de excelencia educativa. Son además ocho de los centros de educación superior más prestigiosos del mundo, cuya admisión es muy difícil de alcanzar.

Kwasi Enin estudiaba en el instituto William Floyd de Nueva York y tenía muy clara su vocación: la medicina. Por lo que como hijo de dos enfermeros, seguirá la tradición familiar. Sin embargo, el ensayo que ha convencido a las 8 universidades más importantes de EE.UU. para su admisión ha sido sobre su otra pasión: la música.

“Tuve la suerte de tener un maestro maravilloso en 4º y 5º grado, el señor Don Cuggy. Durante unos pocos minutos al día, nos enseñaba obras maestras musicales de su propia colección. Él sigue siendo mi maestro favorito de mi infancia”, señala Kwasi Enin.

La formación musical como inspiración para las matemáticas

En su brillante reflexión sobre la vocación y el poder de la música, Enin indica que su capacidad para entender el mundo y resolver de manera creativa las dificultades que surgen procede de su formación musical y, en concreto, de “las infinitas posibilidades que ofrece la música”.

A medida que comenzó a explorar el mundo de las relaciones entre las notas musicales, su mente “empezó a formular métodos alternativos para solucionar cualquier problema matemático, abordar cualquier apunte literario y descubrir salidas a situaciones difíciles.

La carta relata la relación entre el aprendizaje musical y la mejora personal. “La música se ha convertido en el educador que me ha enseñado la importancia del liderazgo y la amistad o “me ha enseñado la importancia del orden y el equilibrio”, reconoce en distintos momentos de su ensayo.

La relación de la música con el liderazgo y la amistad

“Cuando llevo un grupo, sé lo fuerte que éste puede ser si cada miembro pone el 100% de su esfuerzo en dicha tarea. La cualidad más importante de un líder es crear armonía entre todos los miembros del grupo, lo que revela el máximo potencial del mismo. La música me ha enseñado todas estas virtudes. Las relaciones que he hecho a lo largo de mi vida se han mantenido a través de las situaciones de estrés, apunta.

Podéis acceder al ensayo completo aquí.

En Pearson invitamos a defender con fuerza la música en el aula y cada semana recomendamos combinar nuestros métodos educativos con divertidos recursos para clase, como los que mostramos en Red Música Maestr@, para que hagan más atractiva la enseñanza y despierten el amor por la música entre los más jóvenes.

También te podrían interesar estos artículos relacionados:

– ¿Deberían los estudiantes elegir qué aprender?

– Cuatro películas para trabajar la música clásica en clase

– Cinco recursos docentes para trabajar los villancicos en clase esta Navidad

– Atrévete a usar el humor como herramienta de enseñanza

– Seis sinfonías para disfrutar de la música clásica

– Ideas para aprender con piezas LEGO en el aula de música

Deja un comentario