“Educación musical, solidaridad que queremos compartir”, por J. Atance

Educación musical, solidaridad que queremos compartir La Navidad invita a la solidaridad y desde las diferentes ONGs se solicitan alimentos no perecederos para ayudar en lo posible a los países más desfavorecidos. Nosotros consideramos el libro un alimento del espíritu que no tiene fecha de caducidad y queremos también contribuir a alimentar a los más pequeños y ayudarles a que adquieran dos importantes hábitos saludables: La lectura, que es un hábito que se adquiere a lo largo del tiempo, y la afición a la música, que también exige tiempo y constancia. Los buenos lectores y los buenos aficionados a la música no nacen, se hacen.

Estas pasadas navidades, como en años anteriores, los autores de Siente la música hemos querido  poner nuestro granito de arena solidaria y sembrar semillas de ilusión por la Música en forma de libros y materiales complementarios en el  Centro Infantil del pueblo de Mejicanos en El Salvador.

Todos los niños de esta bonita escuela han comenzado el nuevo año con libros y cuadernos a estrenar, con una ilusión que les ha permitido, con ayuda de sus maestras, empezar el curso equivalente a 1º de Primaria en España con recursos suficientes para tener un aprendizaje motivador, y van a conservar para siempre en sus casas sus CDs de audio y sus álbumes de cromos.

Con ayuda de la Fundación CINDE y con los portes pagados a cargo de Iberia un año más, ha sido posible cruzar el charco y descubrir que todos los niños del mundo son capaces de poner cara de asombro cuando entre sus manos pueden abrir un nuevo libro con un lenguaje universal: la Música.

La Fundación CINDE es una organización española sin ánimo de lucro cuya finalidad principal es apoyar el trabajo que desarrolla desde 1989 la Asociación CINDE en El Salvador, a través de programas educativos integrales para niños y jóvenes de sectores sociales excluidos y programas socioeconómicos para mujeres del sector informal.

La Fundación CINDE se constituyó el 20 de octubre de 2006 y fue clasificada como fundación sin ánimo de lucro con fines de interés general, predominantemente de cooperación para el desarrollo, por Orden Ministerial de 16 de enero de 2007 y registrada bajo el nº 28-1423. Está inscrita en el Registro de Organizaciones No Gubernamentales de Desarrollo adscrito a la AECID.

Todos conocemos un arma secreta para ser felices todos los días: la música; también sabemos que cuando dos virtudes como  la solidaridad y el compromiso se abrazan, suman sus fuerzas, el amor por los demás se multiplica y se hace real y visible a los ojos de todos como ejemplo a seguir para que nuestro mundo sea mejor y más justo.

Artículo elaborado por Javier Atance Ibar, coautor junto a Fernando Argenta del método Siente la música para Educación Primaria de Pearson

Educación musical, solidaridad que queremos compartir

Deja un comentario