Cómo contagiar el amor por la música a tus hijos

La música es una parte imprescindible de la vida de muchas personas. Como tal, son muchos los padres que desean transmitir el amor por la música a los hijos. Hoy repasamos 8 formas de ‘contagiar’ esa pasión recogidas del blog Queteescuchen.com.

1. Escucha música

El primer consejo es obvio. La música se aprende a amarla, escuchándola. Pero para gustos colores o, mejor dicho, canciones. De modo que, pese a que sea muy bueno que tus hijos conozcan diferentes estilos musicales, para transmitir tu pasión por la música dentro de tu familia, la mejor manera de hacerlo es escuchando la música por la que verdaderamente sientas pasión.

2. Baila al ritmo de la música

Tus hijos aprenderán sobre tiempos y ritmos si además de escuchar música, también bailan. Ni siquiera es necesario esperar a que puedan bailar por sí mismos. Cuando son bebés, puedes moverte al ritmo de la música mientras los sostienes entre tus brazos y aprenderán a disfrutarlo incluso antes que a caminar.

3. Canta e inventa rimas

Para poder hacer esto no necesitamos a padres que sean genios de la música. No hace falta cantar bien para que tus hijos disfruten de esta actividad juntos. Si además las haces divertidas porque improvisas letras y rimas junto a ellos, convertirás esta actividad en una de sus juegos más divertidos.

4. Diviértete con juguetes musicales

Nada mejor que juguetes musicales para que tus hijos se familiaricen con la música. Con ellos, además de divertirse, aprenderán a identificar cómo suenan los distintos instrumentos y pasarás un buen rato en familia.

5. Crea tus propios instrumentos caseros

Fomenta la creatividad de los más pequeños atreviéndote a fabricar tus propios instrumentos musicales. Cualquier elemento que tengamos por casa puede valer para crear sonidos. Te sugerimos que utilices cajas, latas o botes, pero lo mejor es dejar volar la imaginación con cualquier objeto susceptible de hacer sonidos.

Además de aprender en casa, son importantes las clases y conciertos

6. Apúntalos a clases de música

Recibir clases de música desde sus primeros años ayudará a tus hijos en muchos otros aspectos de su educación, desde mejorar su lenguaje hasta su sentido de la responsabilidad. Hay todo tipo de academias, cursos y clases que se pueden ajustar a cualquier situación y bolsillo.

7. Asiste con ellos a conciertos

Tener la ocasión de disfrutar música en directo es una gran oportunidad para compartir momentos de ocio con los más pequeños y empezar a ‘contagiarles’ ese gusanillo por la música.

8. ¡No les impidas que hagan ruido!

Aunque pueda parecer muy molesto, actividades tan naturales para niños como cantar a todo pulmón o golpear cazuelas y sartenes cumplen con objetivos tan dispares e interesantes como entender el volumen, los tiempos, el tono o la relación causa-efecto que se produce al crear sonido a partir de la vibración de unas cuerdas por poner un ejemplo. También fomentarás su imaginación (quién no ha soñado con que tenía una batería en casa mientras golpeaba todo lo que estaba a su alcance).

En Pearson invitamos a defender con fuerza la música en el aula y cada semana recomendamos combinar nuestros métodos educativos con divertidos recursos para clase, como los que mostramos en Red Música Maestr@, para que hagan más atractiva la enseñanza y despierten el amor por la música entre los más jóvenes.

También te podrían interesar estos artículos relacionados:

– ¿Qué piezas de Bach, Stravinsky, Mozart y Beethoven viajaron al espacio a bordo de las Voyager?

– La increíble historia de Kwasi Enin y su amor por la música

– ¿Deberían los estudiantes elegir qué aprender?

– Cuatro películas para trabajar la música clásica en clase

– Atrévete a usar el humor como herramienta de enseñanza

– Seis sinfonías para disfrutar de la música clásica

– Ideas para aprender con piezas LEGO en el aula de música

Un pensamiento en “Cómo contagiar el amor por la música a tus hijos

Deja un comentario