Métodos y técnicas pedagógicas para motivar a los estudiantes

Aprender a conseguir y mantener la motivación de los estudiantes es una de las principales tareas de un profesor, como adelantábamos en este artículo de nuestro blog Ideas que inspiran. Para ello, servirse de los recursos y metodologías didácticas adecuadas será de mucha ayuda. Con ese propósito, hoy repasamos una lista de técnicas pedagógicas recuperada de la infografía de Mia MacMeekin en anethicalisland y adaptada por los profesionales del proyecto The Flipped Classroom

Métodos y técnicas pedagógicas centradas en el estudiante

Cooperativos: El aprendizaje cooperativo implica pequeños grupos trabajando juntos para completar una tarea o reto.

Presentaciones: Se trata de tareas o trabajos expuestos por alumnos que pueden trabajar juntos o individualmente.

Paneles de expertos: Los paneles son una sencilla manera de incluir opiniones y plantear y dar soluciones sobre un tema o debate.

SQA: Pon en un póster: ¿Qué sabes? ¿Qué quieres saber? ¿Qué aprendiste? ¿Qué hay de las preguntas enriquecidas KWHLAQ?

Tormentas de ideas: Presenta una situación y pide a los estudiantes que respondan creativamente.

Creación de medios: Por ejemplo: plantea un asunto y pide a tus estudiantes que creen un vídeo o un podcast.

Discusiones: Plantea un asunto y pide a tus estudiantes que discutan sobre el tema. Si necesitan info adicional, puedes proporcionarles algunas recursos.

Grupos reducidos: ¿Hasta dónde puede llegar un grupo reducido? Señala las características principales. Asigna roles.

Estudios de casos: Suele tratarse de problemas complejos para aplicar el pensamiento crítico en distintos escenarios.

Rompecabezas: Divide a los estudiantes en grupos dando a cada miembro una tarea diferente. Luego habrá una puesta en común.

Centros de aprendizaje: Estructura el aula en torno a actividades diversas cada cierto tiempo. Los estudiantes van rotando.

Experimentos: Diseña experimentos y motiva a tus estudiantes para realizarlos o que sean ellos mismos los que los diseñen.

Cambios de roles: El cambio de roles permite que los estudiantes practiquen. Pueden ser creados por el docente o por el alumno.

Simulaciones: Emplea la tecnología-simulación para estimular la práctica sin miedo al error o al fracaso.

Laboratorios: Diseñando actividades de laboratorio motivamos a los estudiantes a trabajar.

Talleres: Los estudiantes pueden crear su propio taller y llevarlo a cabo interactuando con sus compañeros.

Demostraciones: Las demostraciones son una forma divertida de implicar a los alumnos. Pueden ser de ciencia, de arte, etc.

Fichas: Hay docenas de maneras de emplear fichas. Dales un índice y que creen ellos mismos la actividad. Diseña con ellos el procedimiento.

Indagación: La indagación siempre empieza con una pregunta que pueda plantearse de diversas formas. Puede ser guiada o abierta.

Modelos mentales: Construye modelos mentales que pueden aportar nueva información. Dibuja tu modelo mental, pruébalo, evalúalo.

Proyectos: Un proyeto estimula lo que el aprendiz puede realizar en el lugar de trabajo. También puede tratarse de aprendizaje-servicio.

Problemas: Busca la solución de problemas reales o por lo menos parte de uno. El estudiante busca soluciones mientras que el docente las facilita.

Descubrimientos: El descubrimiento puede ser “amplio” o “reducido” en su dimensión. Posibilita que el alumno elija un tema y lo explore.

Preguntas y Respuestas: Las preguntas y respuestas permiten a los alumnos aprender unos de otros.

Medios sociales: Emplea los medios sociales para compartir un mensaje que sea breve, conciso y concreto. Da retroalimentación a tus alumnos.

Juegos: Los juegos pueden emplearse para enseñar conceptos, hacer un descanso, promover un reto…

Competiciones: Pueden jugar por equipos, de forma local o incluso internacional. Promueven una sana competitividad.

Debates: Durante un debate los estudiantes “retan” a otros estudiantes. Puedes realizar “paradas” para aumentar la información.

En Pearson invitamos a defender con fuerza la música en el aula y cada semana recomendamos combinar nuestros métodos educativos con divertidos recursos para clase, como los que mostramos en Red Música Maestr@, para que hagan más atractiva la enseñanza y despierten el amor por la música entre los más jóvenes.

También te podrían interesar estos artículos relacionados:

– La educación musical como motor de la creatividad

– Diez cosas que las mejores escuelas deberían ser

– Tres inspiradoras charlas TED para profesores de música

– Infografía: Beneficios de la educación musical

– Choir! Choir! Choir! o cómo cantar junto a miles de personas

– Ideas para aplicar la música experimental en el aula de música

– Doce adivinanzas musicales para los estudiantes más jóvenes

2 pensamientos en “Métodos y técnicas pedagógicas para motivar a los estudiantes

  1. Pingback: Cómo gestionar mejor el tiempo en el aula

  2. Pingback: 7 estrategias para profesores que gestionarán mejor su tiempo de clase

Deja un comentario