La empatía, clave para la enseñanza del siglo XXI

10 trucos para utilizar en el aulaLa educación es un camino lleno de etapas difíciles. Tantos resultados, tanto trabajo importante por hacer, tantas soluciones y estrategias, tantas variaciones en la enseñanza, tantos tipos diferentes de estudiantes con tantas necesidades diferentes, tantas incógnitas en la preparación para la vida del siglo XXI y para una interminable lista de trabajos que todavía no han sido inventados…

Pero hay un factor unificador que daría un sentido coherente a cómo estimular el intelecto y que cambiaría la ecuación para el aprendizaje. Ese factor se llama empatía en opinión de Thom Markham, y supone entender y compartir con la otra persona experiencias y emociones que provienen de actitudes como la apertura, la curiosidad, la autocontención, la vulnerabilidad, la sensibilidad, la conciencia, el respeto, la apreciación y Incluso el amor. Y se añade el hecho de que la empatía no puede manifestarse a menos que tengamos nuestras propias experiencias y emociones para contrastar, comparar y conectarnos con otros. De modo que la empatía sirve como un conector que une a la humanidad y tiene el potencial de abrir a los estudiantes a un aprendizaje más profundo.

El autor, psicólogo y consultor de educación Thom Markham repasa la importancia de la empatía en el proceso de aprendizaje destacando los siete puntos que pintarían la educación del futuro y que describe en el siguiente artículo publicado en Mind Shift:

1.- La empatía es la base de la colaboración

A medida que el aprendizaje social y emocional se vuelve más necesario para ayudar a los estudiantes a navegar la vida y el trabajo, la empatía es cada vez más importante porque está en el corazón de las habilidades del siglo 21: el trabajo en equipo, la colaboración y la comunicación. Hablar o escuchar a alguien sin irradiar empatía reduce el canal de comunicación o bloquea la conexión por completo.

2.- La empatía es saludable

Hoy sabemos que las emociones positivas mejoran el bienestar, la salud, las relaciones y las fortalezas personales. En la parte superior de esta pirámide están las emociones asociadas con la empatía: la curiosidad, la apertura, el aprecio y la gratitud. En opinión de Markham, la empatía simplemente alimenta la mente, el cuerpo y el espíritu.

3.- La empatía promueve el aprendizaje del niño en su totalidad

Un punto crítico, olvidado en un mundo centrado en la parte más intelectual, es que la empatía puede activar el corazón. Y éste tiene un papel tan importante en el aprendizaje como el del cerebro. Investigaciones sobre la variabilidad de la frecuencia cardíaca y las emociones muestran que el corazón involucra al cerebro en una conversación constante, utilizando el lenguaje de las emociones para dirigir el “estado” del cerebro.

4.- La empatía nos sitúa en un estado óptimo para el aprendizaje

Los lóbulos frontales del cerebro son la sede de la planificación, la ejecución, la resolución de problemas y la creatividad. Y cuando los lóbulos frontales están funcionando bien, nosotros también. Si sabemos que la empatía activa los lóbulos frontales, ¿por qué no podemos imaginar que si diseñamos lecciones sobre empatía situaríamos a los estudiantes en un estado óptimo para el aprendizaje?

5.- La empatía potencia la investigación y el aprendizaje basado en proyectos

Las tendencias académicas se dirigen claramente hacia enfoques centrados en los estudiantes, como la investigación y el aprendizaje basado en proyectos. Pero estos enfoques solamente pueden tener éxito en una atmósfera de relaciones positivas entre estudiantes y docentes u otros estudiantes. De modo que aquellas aulas que no trabajen la empatía no obtendrán los mejores resultados en su trabajo diario.

6.- La empatía fomenta la creatividad

La empatía y la colaboración son piezas interconectadas del rompecabezas creativo. En el proceso de colaboración y creatividad, la empatía se describe como un “paso”, una forma de “meterse en la mente del otro y asumir su personalidad”. De modo que sería un componente necesario de un sistema educativo cada vez más inclinado hacia el diseño, la colaboración y la investigación.

7.- La empatía une

Este punto podría iniciar la lista. Si miramos atrás, para nuestros antepasados de la Edad de Piedra el miedo y la separación eran mecanismos de supervivencia. Pero en el mundo actual, en un planeta que completa su proceso de globalización, la empatía asume un papel especial como emoción clave crítica para que más de 7 millones de personas vivan en armonía y fortalezcan la cooperación

En Pearson invitamos a defender con fuerza la música en el aula y, como cada semana, recomendamos combinar nuestros métodos educativos con divertidos recursos para clase, como los que mostramos en Red Música Maestr@, para que hagan más atractiva la enseñanza y despierten el amor por la música entre los más jóvenes.

También te podrían interesar estos artículos relacionados:

– Cómo la educación artística ayuda a los niños en su proceso de aprendizaje

– Cinco maneras de introducir más creatividad en el aula

– La educación musical como motor de la creatividad

– Diez cosas que las mejores escuelas deberían ser

– Infografía: Beneficios de la educación musical

– Ideas para aplicar la música experimental en el aula de música

Deja un comentario