Actividades musicales para los primeros días de clase

actividades musicales para los primeros días de claseEl curso escolar ya ha comenzado y toca planificar las clases a conciencia. Especialmente  importantes serán los primeros días, cuando tendremos que conseguir despertar la motivación y el interés de nuestros alumnos por la Música, algo que en algunos casos resultará muy sencillo, pero que en otros puede ser enormemente complejo. Aunque no existen fórmulas milagrosas, hay algunas actividades musicales que otros docentes han probado con éxito en sus primeros días de clase y que a continuación exponemos.

En primer lugar, conviene facilitar la transición entre el final de las vacaciones y el comienzo del curso, y para eso nada mejor que preguntar a los jóvenes sobre la que consideran que ha sido la canción (o las canciones) del verano. Esta actividad hará que ellos se acerquen un poco más a la materia y que el profesor se haga una idea de los gustos de sus alumnos, lo que puede resultarle tremendamente útil a la hora de preparar nuevas actividades para el futuro.

Por su parte, el docente puede preparar una introducción del curso, en forma de un vídeo como éste o de una presentación de diapositivas, donde se recojan las expectativas y los objetivos que se persiguen. Y también puede resultar muy útil impulsar la primera actividad práctica del año, algo así como un saludo en público de cada uno de los integrantes del aula, con saltos, palmadas y toda suerte de percusiones corporales que pongan a prueba su ritmo y psicomotricidad. En esta web tenemos un ejemplo de cómo hacerlo.

También es fundamental que los alumnos pierdan la vergüenza a cantar y se acostumbren a hacerlo en público lo antes posible. Para ello, nada mejor que desarrollar todo tipo de actividades vocales, que pueden ir desde la repetición de melodías inventadas por el docente, hasta la entonación en grupo de temas conocidos. De hecho, aquí podremos recurrir por primera vez a esas canciones que los alumnos previamente habrán identificado como las populares del verano y cuya letra seguramente tendrán muy fresca.

En días sucesivos será el momento de entrar en harina en lo que a los principales elementos de la música respecta. Empezando por los signos musicales, que podremos presentar en vídeos y diapositivas, y continuando por las actividades instrumentales. En este caso, el uso de unos u otros instrumentos dependerá del nivel de los alumnos, como también la decisión de usar partituras o de optar por notas libres e improvisadas. Lo más habitual es comenzar con la flauta, pero también se puede recurrir al xilófono o el teclado.

En Pearson invitamos a defender con fuerza la música en el aula y cada semana recomendamos combinar nuestros métodos educativos con divertidos recursos para clase, como los que mostramos en Red Música Maestr@, para que hagan más atractiva la enseñanza y despierten el amor por la música entre los más jóvenes.

También te podrían interesar estos artículos relacionados:

– Los cinco directores de orquesta más divertidos de la Historia

– Diez cosas que las mejores escuelas deberían ser

– Tres inspiradoras charlas TED para profesores de música

– Infografía: Beneficios de la educación musical

– Los beneficios de la educación musical temprana

– 15 beneficios que proporciona escuchar música clásica

– 10 beneficios de la música en los niños

– Doce adivinanzas musicales para los estudiantes más jóvenes

– Choir! Choir! Choir! o cómo cantar junto a miles de personas

Deja un comentario