Diez cosas que las mejores escuelas deberían ser

Diez cosas que las mejores escuelas deben tenerLas grandes escuelas de hoy suelen reunir una serie de características comunes. No tienen porqué cumplirse cada una de ellas para considerar que se trata de una buena escuela, ya sea de música, letras o cualquier otro ámbito académico. Pero cumplir estas condiciones es una demostración del buen hacer de estos centros educativos. Hoy en concreto repasamos este decálogo de cosas y cualidades que consideramos los mejores centros educativos de cualquier ámbito deberían poseer.

Las mejores escuelas deberían ser…

  1. Enfocadas al pensamiento y no al contenido; menos preocupadas sobre lo que los estudiantes deben aprender y más preocupadas sobre las formas de pensar y de aprender de sus alumnos.
  1. Iluminadoras, instructivas y reveladoras para sacar lo mejor de cada estudiante dentro de su ambiente y como parte importante de la sociedad, y luego ayudar a los alumnos a aprender a hacer lo propio por ellos mismos.
  1. Disruptivas con los problemas sociales que afectan al progreso humano, así como con las diferencias económincas, intelectuales, espirituales y en el bienestar.
  1. Transparentes a través de la experiencia, la empatía, la creatividad y la sabiduría demostrada por sus “graduados”. Esto incluye que la salud, la integridad, la innovación y la humanidad sean campos que los estudiantes integren en su “aprendizaje”, así como el poder hablar clara y sinceramente con otros para resolver problemas comunes y alcanzar el potencial colectivo.
  1. Conocedoras de las inclinaciones, tendencias, hábitos y comportamiento de sus estudiantes para fomentar que estos piensen de manera crítica.
  1. Humanas y  enfocadas hacia los seres humanos y no hacia los sistemas; hacia los estudiantes y las comunidades y no hacia las instituciones. Y por supuesto no esconderse detrás de “políticas”, “procedimientos” o “reglas” o en la manida frase “es la manera en la que siempre se ha hecho.”
  1. Preparadas para el futuro. Fomentar los conocimientos, competencias y habilidades clásicas (como literatura, matemáticas, ciencias o ingeniería), pero también las emergentes (como codificación, diseño, inteligencia artificial, etc.) que permitan crear estudiantes preparados para su tiempo. Dicho de otra manera, escuelas que se corrijan siempre a sí mismas con nuevos diseños de sistemas y constantes inyecciones de pensamiento, aunque a menudo resulte incómodo.
  1. Lúdicas. De modo que tengan un enfoque en los conocimientos, proyectos y relaciones impulsado por diversos modelos de aprendizaje y vías que promuevan la autodirección, la creatividad, el aprendizaje a través del juego y otras capacidades. Este modelo formará personas no sólo capaces de prosperar en una sociedad del siglo XXI, sino también de ayudar a formar lo que podemos y podríamos llegar a ser.
  1. Catalizadoras, concentrándose en la alfabetización en los primeros grados; en el pensamiento crítico, la creatividad y la ciudadanía en los grados de secundaria; y en la tutoría, los problemas y el aprendizaje basado en proyectos y actividades académicas relevantes en los grados académicos superiores.
  1. Cautivadoras, persuasivas y totalmente convincentes en todos los sentidos como un sistema plenamente efectivo de aprendizaje personalizado.

En Pearson invitamos a defender con fuerza la música en el aula y, como cada semana, recomendamos combinar nuestros métodos educativos con divertidos recursos para clase, como los mostrados en Red Música Maestr@, para que hagan más atractiva la enseñanza y despierten el amor por la música entre los más jóvenes.

Otros artículos que también te podría interesar:

– Diez festivales de música clásica que no te puedes perder

– 18 curiosidades de la música clásica que te van a sorprender

– Diez sinfonías que te harán amar la música clásica

– Los 12 mejores lugares para escuchar música clásica en España

– Los mejores lugares para escuchar música clásica en Europa

– 10 de los mejores centros para estudiar música en España

– Las 10 mejores escuelas de música del mundo