Música en todos los rincones de los colegios

música en la escuelaMuchos sólo hemos conocido esos colegios en los que la música es una parte más del día a día escolar a través de las películas de Hollywood. En esos centros educativos de las películas, canciones e himnos llegan a todos los rincones a través de sus sistemas de megafonía, mientras los niños prestan atención a sus profesores en el aula o conversan entre ellos en el patio durante su tiempo de recreo. Lo que no sabíamos es que en España cada vez hay más colegios que han decidido incorporar la música a su banda sonora habitual, con las numerosas ventajas que esto supone.

Según Francisco Javier Martínez, director de Educación Infantil y Primaria del colegio madrileño Antanes School, “la música por los pasillos es fundamental para crear un ambiente más agradable”. Este docente explicaba en una reciente tribuna en el periódico Magisterio que las canciones que se escuchan en los altavoces de su colegio se seleccionan previamente en función de las asignaturas que se están impartiendo en cada momento, de modo que el estudio del Renacimiento se acompaña de piezas musicales de esa época. Esto permite a los profesores hacer referencia a esas canciones en sus explicaciones y ayuda a que los alumnos aprecien la música “como algo que les rodea y que les acompañará a lo largo de sus vidas”.

En el CEIP Ignacio Zuloaga de Madrid también han echado mano de la música, aunque con un objetivo algo diferente. La típica sirena que anunciaba el comienzo y el final de las clases ha sido sustituida por melodías que varían periódicamente y sobre las que luego se trabaja en la clase de Música. El objetivo, en última instancia, es propiciar una audición más activa por parte de los estudiantes, que desarrollan prácticas paralelas de canto, danza o dibujo, además de participar en juegos destinados a adivinar el nombre del autor de la canción o su título.

El Colegio Público Enrique Alonso, situado en la localidad asturiana de Avilés, ha ido un paso más allá y ha apostado por la música clásica como una herramienta más de su vida diaria (sin olvidar, de vez en cuando, otros estilos como el jazz, el pop o las bandas sonoras del cine). Dos son los objetivos fundamentales de esta interesante práctica, que ha incluido una profunda renovación del sistema de megafonía del complejo educativo: por un lado, reducir la contaminación acústica del exterior y el interior del centro, y por otro, familiarizar a los escolares desde bien pequeños con los grandes maestros de la música clásica.

Junto a estos dos propósitos, la incorporación de la música en el día a día del colegio trata de conseguir que los estudiantes tomen conciencia del problema del ruido y conozcan los perjuicios y peligros que conlleva, además de asumir la importancia de la música como herramienta de relajación y como medicina para sanar cuerpo y mente, asumiendo una actitud positiva ante la música en general y ante la clásica en particular. Al igual que en el caso anterior, todo ello se acompaña de paneles con información sobre los compositores y las piezas que se reproducen y también se llevan a cabo juegos y otras actividades de refuerzo.

En Pearson invitamos a defender con fuerza la música en el aula y cada semana recomendamos combinar nuestros métodos educativos con divertidos recursos para clase, como los que mostramos en Red Música Maestr@, para que hagan más atractiva la enseñanza y despierten el amor por la música entre los más jóvenes.

Deja un comentario