Tenores más allá de “Los Tres Tenores”

Tenores más allá de Los Tres TenoresLos Siete Magníficos eran siete, Los Doce del Patíbulo eran doce y Los 300 eran aproximadamente 300 (espartano arriba, espartano abajo)… Es lo bueno de la ficción: se puede delimitar el número de protagonistas de una historia sin que nadie se quede tirado en el arcén. Pero la fórmula no funciona en el mundo real, por más que el marketing a veces se empeñe en convencernos de lo contrario.

Tampoco sirve en el ámbito de la música, a pesar de que durante el último siglo nos hayamos acostumbrado a observar cómo algunos artistas pasaban a la historia unidos a una determinada etiqueta. Así, Elvis fue el Rey del Rock, Michael Jackson el del Pop, Madonna fue la Reina, B. B. King el Rey del Blues, Aretha Franklin la Reina del Soul y Ramoncín el Rey del Pollo Frito… Acertados o no, al menos estos adjetivos no excluían a otros grandes artistas de todos esos géneros, como sí ha ocurrido en el caso de Los Tres Tenores.

Porque no se puede negar a José Carreras, Plácido Domingo y el desaparecido Luciano Pavarotti el mérito de haber popularizado la ópera a partir de 1990, pero lo cierto es que no han sido los únicos tenores sobresalientes de las últimas décadas y poco a poco han ido cediendo el testigo a otros grandes tenores mucho menos publicitados. Entre otros, al alemán Jonas Kaufmann o al peruano Juan Diego Flórez, a quien el propio Pavarotti ya apuntó como su sucesor.

Nacido en 1969, Kaufmann es posiblemente el tenor más cotizado de la actualidad. Forma parte de la Ópera de Zúrich desde 2001, ha actuado y triunfado en las mejores plazas del planeta y en su repertorio destacan las canciones de compositores como Schubert, Schumann, Mahler y Strauss. Por su parte, Flórez (nacido en 1973) es el más popular de los tenores líricos ligeros de nuestro tiempo y ha recibido innumerables premios durante la última década, especialmente por sus interpretaciones de las óperas de Rossini.

Otros tenores españoles

En todo caso, hay más intérpretes en el panorama internacional llamados a continuar el largo camino iniciado por Pavarotti, Carreras y Domingo. Entre ellos, el español Celso Albelo (nacido en 1976), un tenor lírico tinerfeño considerado el heredero oficial del desaparecido Alfredo Kraus, con quien compartía técnica vocal. Desde su debut en 2006, Albelo ya ha triunfado en las principales plazas de España, Italia, Alemania y Austria, y en 2016 espera hacer lo propio al otro lado del Atlántico, en Nueva York.

Quien ya ha recibido el respaldo del público estadounidense es el italiano Vittorio Grigolo (un año menor que Albelo), representante de la tradicional elegancia transalpina sobre los escenarios y especialmente afamado en Reino Unido. Por su parte, el polaco Piotr Beczala es el máximo exponente de la lírica del Este de Europa, con mención especial para las óperas románticas rusas y eslavas. Y no hay que olvidar al mexicano Javier Camarena, considerado por muchos el sucesor natural de Juan Diego Flórez al frente de las óperas rossinianas.

En Pearson invitamos a defender con fuerza la música en el aula y, como cada semana, recomendamos combinar nuestros métodos educativos con divertidos recursos para clase, como los que mostramos en Red Música Maestr@, para que hagan más atractiva la enseñanza y despierten el amor por la música entre los más jóvenes.

Deja un comentario