Musicoterapia, la música como medicina

musicoterapiaEn anteriores artículos de Red Música Maestro ya nos hemos acercado a la musicoterapia, una disciplina que ha sido definida como el proceso mediante el que un terapeuta ayuda a sus pacientes a mejorar su salud a través de experiencias musicales.

Hoy queremos acercarnos a un ejemplo concreto, el Programa de Musicoterapia del Hospital Infantil La Paz de Madrid, que ha atendido ya a más de 6.000 niños bajo indicaciones de médicos y enfermeros con el objetivo de estimular o relajar al niño que está ingresado para facilitar la comunicación, el aprendizaje, la movilidad, el habla y, al mismo tiempo, hacer más fácil su período de ingreso.

El proyecto se inició en 2003 en la Unidad de Cuidados Intensivos Pediátricos y fue ampliándose progresivamente hasta incorporar las unidades Nefrología (Diálisis), Oncología Pediátrica, trasplantes y algunas unidades del Servicio de Neonatología, tras constatar una mejora del estado físico y psicológico de los pacientes, así como otros efectos positivos relacionados directamente con indicadores clínicos, como pueden ser el aumento de la saturación de oxígeno o la disminución de la frecuencia cardíaca.

La musicoterapia ha sido utilizada con éxito para tratar enfermedades como el Alzheimer y otras patologías degenerativas relacionadas con la edad, así como problemas de farmacodependencia, daños cerebrales o incapacidad física. Además, ayuda a disminuir la ansiedad, mejorar la autoestima y la socialización o superar el estrés.

La musicoterapia se aplica a pacientes, familiares y cuidadores

musicoterapiaPor este motivo la musicoterapia no se aplica solamente a los pacientes, sino que también se destina a los familiares y cuidadores de pacientes adultos enfermos de Alzheimer al demostrarse que reduce la carga emocional y de ansiedad que tienen que soportar los cuidadores de estos pacientes durante todo el proceso de la enfermedad.

Como indican desde la Fundación Musicoterapia y Salud, que colabora con el Proyecto de Musicoterapia de la unidad de pediatría del Hospital Marterno Infantil de la Paz de Madrid, “el trabajo musicoterapéutico acalla los compases de las máquinas de control, ralentiza los goteros y sobre todo devuelve por unos instantes la alegría a los pacientes más pequeños”.

Las pastillas, termómetros o inyecciones se sustituyen por guitarras y canciones y la música aflora como un espacio sin las barreras marcadas por el régimen hospitalario para los niños que se ven abocados a pasar una temporada aislados de la vida cotidiana y privados de la presencia de sus familiares y amigos.

Los musicoterapeutas se reúnen previamente con el personal de enfermería para saber quienes están en disposición de participar ese día, pues los tratamientos a veces no les permiten el contacto con otras personas o no tienen suficiente ánimo. Luego comienzan las visitas por las habitaciones.

En definitiva, la musicoterapia constituye una magnífica herramienta para el desarrollo integral de los jóvenes, como ponen de manifiesto numerosos estudios. Además, resulta especialmente enriquecedora para niños con disminuciones físicas o psíquicas, que obtienen con ella una magnífica vía para comunicarse y expresarse.

En Pearson invitamos a defender con fuerza la música en el aula y, como cada semana, recomendamos combinar nuestros métodos educativos con divertidos recursos para clase, como los que mostramos en Red Música Maestr@, para que hagan más atractiva la enseñanza y despierten el amor por la música entre los más jóvenes.

Deja un comentario