Propuestas digitales y analógicas para innovar en el aula de música

Innovación en el aula de músicaEn más de una ocasión os hemos hablado ya en este blog de la importancia de que nuestros alumnos estén motivados e implicados a la hora de estudiar música (y cualquier otra materia). También os hemos explicado algunas de las implicaciones del aprendizaje musical en el fomento de su creatividad. Hoy volvemos a tocar ambos temas pero desde una nueva perspectiva: cómo la introducción de propuestas creativas para innovar en el aula de música puede incrementar su motivación e interés por la asignatura.

Las alternativas que os explicamos se basan en algunas de las ideas explicadas por la profesora María Jesús Camino en la web Educacontic y tienen una doble perspectiva: digital y analógica. Fundamentalmente porque las nuevas tecnologías constituyen una herramienta fundamental para innovar en el aula a través de un lenguaje con el que los estudiantes se sienten especialmente cómodos, pero eso no significa que debamos abandonar los métodos de enseñanza tradicionales, cuyos buenos resultados están sobradamente demostrados.

En el primero de los casos, los profesores con un buen manejo de la tecnología pueden decantarse por convertir sus clases de música en sesiones colaborativas y abiertas al mundo en general y a otras clases de música en particular. Para ello, María Jesús Camino propone la creación de un blog o sitio web del aula, ya sea administrado por el profesor (a través de plataformas como Blogger o WordPress) o los propios alumnos (mediante Kindblog u otras alternativas). En Eduplaneta Musical existen muchos ejemplos de este tipo de bitácoras para que os inspiréis.

Recursos musicales para innovar en el aula de música

Después, conviene bucear a fondo la Red para proveerse de algunos de los recursos musicales aportados por otros internautas, como aplicaciones web o para dispositivos móviles, de los que en Red Música Maestro también nos solemos hacer eco. Estas herramientas no sólo tienen que ser una forma diferente de impartir los contenidos musicales en el aula, sino que también deberán ser utilizadas por los alumnos, lo que nos aportará interesantes pistas sobre sus posibilidades creativas.

En la era de los YouTubers también hay que barajar la opción de crear un canal de vídeo  del aula, en el que profesores y alumnos publiquen las canciones creadas a lo largo del curso y algunas de las actividades realizadas. También se podría crear un grupo en una red social o plataforma virtual, en el que los estudiantes interactúen, e incluso se debería estudiar la opción de fusionar la potencialidad de los vídeos con la de las redes sociales retransmitiendo nuestras clases (a través de Skype u otras plataformas), para que sean seguidas por los alumnos de otros colegios (y viceversa) y realizar con ellos proyectos colaborativos.

Innovación en el aula de música 2Pero, como decíamos al principio, la innovación no tiene por qué estar reñida con la enseñanza  tradicional. De hecho, hay quien pensará que cuanta más tecnología, menos creatividad por parte de los estudiantes. Por todo ello, no debemos expulsar del aula de música actividades que siempre han funcionado a la hora de motivar a los alumnos y despertar su interés por la música. Por ejemplo, juegos con imágenes en los que los alumnos tienen que poner música a distintas fotografías o al revés, imágenes a diferentes canciones.

Estos juegos también pueden relacionarse con otras áreas educativas, como el manejo del lenguaje. Así, podemos llevar canciones al aula y pedir a los jóvenes que nos digan qué les sugieren en una sola una palabra, que luego pondremos en común creando interesantes nubes de palabras. Por supuesto, el uso de aplicaciones tecnológicas no debe excluir el  manejo de los instrumentos, con el que los alumnos podrán crear sus propias melodías, plasmarlas en partituras e incluso grabarlas.

Otras  propuestas de la profesora María Jesús Camino son la creación de popurrís musicales, que incluyen la elaboración de ‘collages’ interactivos y la búsqueda de vídeos en la Red vinculados con el estilo musical que estemos estudiando. O la invención de anuncios publicitarios, en los que la música suele jugar un papel fundamental, de felicitaciones navideñas (con villancico incluido), o las creaciones de temática libre (‘self services’ musicales), que contarán con una parte teórica y otra práctica.

En Pearson invitamos a defender con fuerza la música en el aula y, como cada semana, recomendamos combinar nuestros métodos educativos con divertidos recursos para clase, como los que mostramos en Red Música Maestr@, para que hagan más atractiva la enseñanza y despierten el amor por la música entre los más jóvenes.

Un pensamiento en “Propuestas digitales y analógicas para innovar en el aula de música

  1. Pingback: El bilingüismo en el aula de Música

Deja un comentario