Celebramos el 150 aniversario de Richard Strauss

Fuente fotografía: Wikipedia

Fuente fotografía: Wikipedia

Hoy se conmemora el 150 aniversario del nacimiento del aclamado compositor alemán Richard Strauss, considerado como el último romántico y uno de los más exquisitos orquestadores de la historia de la música clásica.

Como ya hicimos antes con Mozart y Schubert o con Johann Sebastian Bach y como podéis recordar en nuestro calendario de música, este mes ha coincidido con la celebración del aniversario del nacimiento de otro genio de la música que proponemos utilizar como idea para trabajar en clase.

El aclamado director y compositor alemán, cuyas piezas hemos recomendado utilizar desde nuestro blog como recursos docentes, concibió a la orquesta como un instrumento y representó junto a Gustav Mahler el resurgimiento del romanticismo tardío.

Nacido en 1864 en Múnich, en el seno de una familia de la alta nobleza de Baviera, Richard Strauss mostró su espectacular talento musical desde muy temprana edad. A los tres años comenzó a tocar piano y a los seis años compuso su primera partitura.

A los 21 años se inició en la profesión de músico con un puesto como director asistente de Hans von Bülow en la orquesta de Meiningen, a quien sucedería como director tras su dimisión en 1885. El periodo hasta 1887 la obra de Strauss denota una clara influencia de los clásicos y románticos. De esta época son sus “Poemas sonoros” y la fantasía “Aus Italien”.

El éxito de sus obras “Don Juan”, “Así habló Zaratustra”, el poema sinfónico “Las alegres travesuras de Till Eulenspiegel”, consagran a Strauss como uno de los compositores más importantes del momento, con gran prestigio a nivel internacional.

En 1894 Strauss se casó con la soprano Pauline de Ahna, quien fue una gran fuente de inspiración para él y con la que estuvo felizmente unido durante toda su vida.

La llegada del nuevo siglo fue escenario de su meteórico ascenso y la ciudad de Dresde, la cuna de sus óperas. Allí estrenó de 1901 a 1911 cuatro de ellas: ”Feuersnot (Necesidad de fuego)”, “Salomé”, “Electra” y “El caballero de la rosa”.

Aunque Strauss no era antisemita, su contradictoria relación con el nazismo motivó que apenas se realizaran celebraciones durante su centenario en plena guerra fría. Este año, sin embargo, se han programado en numerosas ciudades alemanas y del resto del mundo algunas de sus óperas más conocidas.

Desde Pearson recomendamos combinar nuestros métodos educativos con divertidos recursos para el aula, como los que os mostramos en el blog de Red Música Maestr@, para que hagan más atractiva la enseñanza y faciliten despertar el amor por la música entre los más jóvenes.

Deja un comentario