Viaje a los orígenes de la ópera

ÓperaNo hay mejor forma de sumergir a los alumnos en el mundo de la ópera que remontarse a los orígenes de esta forma artística. El germen de la ópera se encuentra en Florencia, donde varios poetas, músicos y hombres de letras formaron a finales del siglo XVI el grupo la Camerata. Entre los miembros de este variado club figuraban los compositores Jaocopo Peri y Giulio Caccini, el poeta OttavioRinuccini o Vincenzo Galilei, padre de Galileo Galilei.

De sus reuniones en las casas de Giovanni Bardi, el Conde Vernio y JacopoCorsi surgió el deseo de revivir el teatro del mundo clásico, pero restituyendo el importante papel que la música había tenido en las obras dramatúrgicas de la Grecia Clásica y la Antigüedad Romana. Fue así como empezaron a agregar palabras a la música con un objetivo eminentemente dramático.

Poco a poco fueron naciendo las primeras creaciones de la Camerata, fundamentalmente, composiciones para una sola voz acompañadas de uno o varios instrumentos. La primera obra de este tipo fue Le Nuovemusiche de Caccini, cuyo título (la nueva música) terminó dando nombre al estilo musical de la Camerata, en el que la palabra era lo más importante. En YouTube podemos encontrar algunas versiones de esta peculiar obra.

Sin embargo, el verdadero germen de la ópera fue Dafne, una obra basada en la mitología clásica, con música de Peri y texto de Rinuccini. Su primera ejecución tuvo lugar en 1597 en Florencia. En YouTube también existe una recreación de esta ópera, desencadenante del éxito cosechado en los años posteriores por esta incipiente forma musical.

La ópera moderna como tal nacería varios años después, cuando Peri recibió el encargo de componer una obra similar a Dafne con motivo de la boda entre Enrique IV de Francia y María de Médici. Esta obra fue Eurídice y sus protagonistas volvieron a ser Peri, en el apartado musical, y Rinuccini, en la creación del texto. En aquella primera representación participaron un clavicordio, varios instrumentos de cuerda y tres flautas.

Esta nueva forma artística daba todo el protagonismo a las voces humanas y los personajes del drama. La música ocupaba un papel secundario, hasta el punto de que se conoció a este tipo de composiciones como estilo recitativo o prosa musical, en oposición a la poesía musical. Fundamentalmente porque el canto de los personajes carecía de interés melódico alguno, estando básicamente constituido por declamaciones y diálogos.

Eurídice fue repuesta por primera vez en la neoyorquina sala Saratoga, en el año 1941, y podéis disfrutarla en su totalidad en el siguiente vídeo.

Desde Pearson recomendamos combinar nuestros métodos educativos con divertidos recursos para el aula, como los que mostramos cada semana en Red Música Maestr@, para que hagan más atractiva la enseñanza y faciliten despertar el amor por la música entre los más jóvenes.

Un pensamiento en “Viaje a los orígenes de la ópera

  1. Pingback: Los tipos de voz en la ópera

Deja un comentario