Educación musical: Aprendiendo a sujetar la flauta

70-FlautaFacil_Cubiertas1La flauta es posiblemente el instrumento más utilizado por los profesores para que sus alumnos se familiaricen con la música. Habitualmente, les enseñan a tocar una serie de melodías muy sencillas, para que conozcan las diferentes notas musicales o aprendan a soplar correctamente, lo que les servirá a la hora de tocar cualquier otro instrumento de viento.

De igual modo, es muy importante la forma en la que los jóvenes colocan y sostienen el instrumento. Fundamentalmente porque si se acostumbran a adoptar una mala postura, difícilmente conseguirán tocar la flauta de una forma correcta y eficaz.

Lo recomendable es coger el instrumento con los brazos bien levantados, para facilitar una respiración profunda y tener un mejor acceso a las llaves. La cabeza también debe estar bien alta, mientras que el tronco y el cuello tendrán que estar derechos, para que el aire fluya sin obstáculos de los pulmones a los labios.

Para la educación musical de los alumnos también tenemos Flauta Fácil, el mejor método para apoyar el aprendizaje de flauta dulce, que mezcla canciones contemporáneas como bandas sonoras de películas como Star Wars, Titanic  o Sonrisas y Lágrimas, con fragmentos de obras de grandes compositores como Beethoven, Brahms o Verdi, entre muchos otros.

Y que además ahora incluye una flauta Yamaha de alta calidad, con un diseño ultramoderno, lavable y desmontable, que encantará a los pequeños músicos.

Además, en YouTube también hemos encontrado varios vídeos de carácter didáctico, en los que se explica minuciosamente la forma más apropiada de coger la flauta. Una joven música protagoniza uno de ellos, mientras que el otro es obra de Sito, un profesor que también ha colgado una pieza que pone el énfasis en la colocación de la mano derecha, que habitualmente es la que más dificultades presenta.

Lo ideal es colocar los dedos índice, corazón y anular de esta mano en las tres llaves situadas junto a la pieza inferior de la flauta, formando un ángulo de 90 grados. Estos dedos deben estar doblados, para que las yemas pulsen el centro de las llaves sin rozar el resto de la flauta, mientras que el pulgar quedará colocado debajo del índice y el meñique, en su llave correspondiente.

La mano izquierda también juega un papel esencial en este instrumento, ya que requiere la utilización del pulgar (al que corresponden dos llaves), el índice (que deberá estar doblado), el corazón (también doblado, pero un poco menos) y el anular (casi recto). Por su parte, el meñique debe llegar a su llave sin necesidad de estirarse.

Como vemos, tocar la flauta exige una fuerte sujeción del instrumento y tener desocupados tantos dedos como sea posible para que poder pulsar y soltar las llaves con la máxima eficacia. Lo mejor es realizar esta triple combinación de fuerzas: empujar la flauta hacia fuera con los dedos meñique y pulgar de la mano derecha, mientras se hace lo contrario con el dedo índice de la izquierda y se presiona la barbilla (apoyada contra la placa ovalada de la embocadura).

Esperamos que entre todos estos consejos y recursos docentes y el acompañamiento del mejor método para el aprendizaje de flauta dulce todo sea más fácil. Recordamos que Flauta Fácil consta de tres cuadernos de niveles progresivos que incluyen partituras adaptadas y secuenciadas al ritmo del aprendizaje del alumno (notas, fórmulas rítmicas y lenguaje musical), de canciones populares de distintos países, como os presentamos a principios de curso.

Un pensamiento en “Educación musical: Aprendiendo a sujetar la flauta

  1. Pingback: Cinco recomendaciones para aprender tocar la flauta dulce

Deja un comentario