Villancicos para enseñar música, idiomas y culturas

Se aproxima la Navidad y, con ella, los polvorones, los abetos, el turrón… y los villancicos. Estas populares canciones no sólo sirven para que los más pequeños puedan recaudar unos cuantos euros en forma de aguinaldo, sino que también constituyen una poderosa herramienta para enseñar nociones de música, idiomas e incluso valores culturales.

Son muchos los profesores que han utilizado con éxito la capacidad pedagógica de los villancicos, como uno puede comprobar a nada que navegue un poco por la Red. Nosotros hoy nos detendremos en dos casos que apostaron por utilizar estas canciones para transmitir la música y la cultura de otros países entre los estudiantesde una forma sencilla y muy divertida.

Carolina Jiménez, profesora de la Universidad de Educación a Distancia (Uned), recurrió en su día al famoso villancico Jingle Bells para practicar inglés con sus alumnos y, de paso, profundizar en las raíces culturales del mundo anglosajón. La fórmula utilizada consistió en realizar una audición pasiva (para conocer el sentimiento que la canción generaba entre sus alumnos), otra activa (para familiarizarse conpalabras hasta entonces desconocidas por los estudiantes) y un análisis del contenido (para profundizar en los aspectos gramaticales).

La profesora acompañó este recurso educativo, disponible en PDF en la siguiente página web, de varias actividades que permiten mejorar tanto el oído musical de los alumnos como su nivel de inglés: buscar palabras con semejanzas fonéticas a las que aparecen en el villancico; anotar cuántas veces se repite un término; cortar, mezclar y distribuir los versos de la canción; desordenar las palabras para que los alumnos traten de ordenarlas; u omitir palabras para que los estudiantes las identifiquen. Por último, los alumnos cantaron al unísono el villancico (que ya se sabían casi de memoria) y analizaron su contenido desde un enfoque más cultural.

Algo parecido hizo la profesora EijaHorváth en el Instituto Cervantes de Nueva Delhi, tomando como referencia el villancico Gatatumba. Su propuesta intercultural (desmenuzada en la web del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, en formato PDF) estaba dirigida a niños de hasta 8 años de edad y tenía como objetivo dar a conocer entre sus estudiantes indios las costumbres típicas de la Navidad española. Se trata, por tanto, de una iniciativa perfectamente exportable por aquellos docentes que cuenten en sus clases con un importante número de estudiantes procedentes de otros países.

Tras realizar una breve introducción explicando el significado de estas fiestas en España, la profesora propone desarrollar varias actividades, como mostrar imágenes de instrumentos navideños (pandereta, zambomba…) y explicar cómo se utilizan, además de poner en marcha una serie de juegos para cerciorarse de que los alumnos han comprendido lo anterior. La siguiente fase es la del aprendizaje del villancico, lo que implica cantarlo una y otra vez, mientras se llevan a cabo diferentes juegos en grupo (en los que también pueden participar los padres). Para terminar, la iniciativa incluye una etapa de expansión, que consiste en animar a los alumnos a pedir el aguinaldo, para sumergirse definitivamente en la Navidad española.

Desde Pearson recomendamos combinar nuestros métodos educativos con divertidos recursos para el aula, como los que os mostramos cada semana en el blog de Red Música Maestr@, para que hagan más atractiva la enseñanza y faciliten despertar el amor por la música entre los más jóvenes.

Deja un comentario